FUTBOL MX

Deja 'Inge' presidencia y vara alta en Tigres

Autor: Érick Rodríguez/Agencia Reforma

2018-05-23 01:51:04

DEPORTES

* “Se quedan en inmejorables manos. Entra la juventud en todo su apogeo a tomar las riendas”, aseguró el “Inge”. “Está en muy buenas manos, excelentes manos”.


Con la voz entrecortada, pero sonriente, sabedor que se va con la “misión cumplida”, Alejandro Rodríguez dejó ayer de ser el presidente de Tigres y aseguró dejar el puesto en muy buenas manos.


Mauricio Dohener, presidente del enlace Cemex-Sinergia Deportiva, anunció que el “Inge” deja su cargo por una decisión personal, que Miguel Ángel Garza ocupará su puesto y que la vara está alta.


“Se quedan en inmejorables manos. Entra la juventud en todo su apogeo a tomar las riendas”, aseguró el “Inge”. “Está en muy buenas manos, excelentes manos”.

¿Le deja la vara alta?


“La vara la puso él, no yo, así que se la autoinfligió”.


Rodríguez dejó la presidencia del equipo, pero fue nombrado consejero del enlace Cemex-Sinergia Deportiva, que dirige Dohener.

"


“Me voy, pero me quedo, me despido, pero le sigo. Han sido años muy hermosos”, dijo con voz entrecortada al terminar de leer una carta de despedida.


“Hoy cierro con mucha alegría (una etapa). Fue un verdadero honor y privilegio el encabezar esta gran organización”.


Rodríguez recibió la invitación para regresar a Tigres el 14 de mayo del 2010 de parte del fallecido empresario Lorenzo Zambrano, tras la salida de Santiago Martínez y Daniel Guzmán. No les quedó mal.


“Tuvo (Zambrano) la confianza para dejarnos esa libertad (un solo mando en las decisiones y apoyo), ese compromiso, las últimas palabras de aquella reunión donde me dio el mando fueron: 'Nada más no desciendan'”, recordó.


“Le dije que no se preocupara, que no íbamos a descender, él tenía, como hoy la tienen Rogelio (Zambrano), Fernando González y Mauricio Dohener, una gran responsabilidad con la afición, están en esto por responderle a la afición y darle un entretenimiento y esparcimiento a las familias, no se lo estábamos dando (en el 2010), entonces, ahora que se lo estamos dando, pues misión cumplida”.

;¿Qué es lo que más va a extrañar?


“La silla eléctrica”, bromeó. “Esto es muy complejo, manejamos muchas cosas, muchos jugadores, muchas vedettes, muchos egos y en un aparador transparente, pero me llevó muchos amigos, me llevo mucha alegría... menos preocupaciones, menos traumas, porque, aunque ustedes no lo crean, cuando termina un juego como el de Santos no se imaginan lo que sentimos por dentro, es algo doloroso, un reto y un objetivo no alcanzado y al siguiente día hay que levantarse y buscar seguir venciendo”.


Rodríguez se despidió de mano y abrazo de cada uno de sus colaboradores y de manera muy especial de Garza, quien, dijo, dejó de ser un compañero de trabajo para convertirse en un miembro más de su familia.

NAYARIT

LO MÁS LEIDO