FUTBOL MEXICANO

Amaury Vergara, el ‘Crouch’ que niega su lugar en Chivas sea por herencia

Autor: REDACCIÓN

2018-08-14 01:42:45

DEPORTES

El hijo mayor de Jorge Vergara recordó su paso en el futbol como niño y reivindicó su trayectoria hasta llegar al puesto clave en la directiva del Rebaño.


Atrás dejó el pelo largo y los proyectos audiovisuales como principal tarea. Amaury Vergara hoy toma las riendas al 100 por ciento de Chivas, convencido de que no heredó un puesto sino que se lo ganó.

El hijo de Jorge Vergara inició el 3 de agosto, con apenas 30 años de edad, su etapa como vicepresidente ejecutivo del club, además de director general de Omnilife, en donde lleva años curtiéndose al lado de su padre, de quien ha aprendido el valor de todo lo que implica el Rebaño.

“Yo no creo en las coincidencias, creo que todo lo que me ha tocado vivir dentro y fuera del club me ha preparado para este momento y yo puedo aportar muchísimas cosas al club”, dijo a Mediotiempo.

Vergara Zatarain reivindica su carrera en el consorcio, pues aclara que lleva años trabajando ahí, además de que ha estado inmerso en el mundo Chivas desde que su padre lo compró en 2002.

“Fue una consecuencia de muchos factores, no es que haya habido una conversación de ‘tú vas a ser’, o ‘te va a tocar’. Las cosas se han ido dando de manera natural, por eso digo que para mí no estoy heredando este puesto, también me lo estoy ganando”, agregó.

“Por supuesto que la exigencia es altísima, conocemos a Jorge Vergara y sabemos que no es un empresario fácil en el sentido de que él espera lo máximo de todos y yo me incluyo en esa expectativa”.

Confiado en que rebasará expectativas a pesar del mal inicio en el Apertura 2018, el nuevo CEO rojiblanco recordó que junto a su padre ha llorado y reído como nunca por el Guadalajara.

“Nos tocaba en conjunto sufrir, en conjunto llorar de felicidad, de tristeza, entonces para mí es una etapa como de multiplicación por todo lo que mi padre nos ha enseñado”, añadió.

Pero si así ha vivido el futbol desde los palcos, aclara que de niño fue delantero, aunque por su altura pronto derivó en “tronco”.

“Siempre me gustó el futbol, siempre lo jugué desde chico, cuando crecí un poco y me estiré me hice un poco tronco, tuve que hacer otros deportes y luego volví al futbol pero ya no tenía cualidades para ser profesional, pero tampoco era mal jugador”, explicó.

“Por mi altura era delantero, y pues bueno, cabeceaba pero por ser muy alto no corría muy rápido como lo puedes imaginar. Era como un (Peter) Crouch en la Prepa”.

NAYARIT

LO MÁS LEIDO