Advierten especialistas

Sufrirían autos con nuevas reglas

Autor: Silvia Olvera, Agencia Reforma

2018-09-02 21:46:15

NACIONAL

Las nuevas reglas de contenido regional acordadas por México y Estados Unidos, a las que todavía falta sumar a Canadá, las cuales pasarán de 62.5 a 75 por ciento en cinco años, traerá efectos diametralmente opuestos a la industria automotriz


El cumplimiento de las nuevas reglas de contenido regional acordadas por México y Estados Unidos, a las que todavía falta sumar a Canadá, las cuales pasarán de 62.5 a 75 por ciento en cinco años, traerá efectos diametralmente opuestos a la industria automotriz de los socios del TLC, advirtió el Instituto Peterson de Economía Internacional (PIIE, por sus siglas en inglés).

Por un lado, la industria de los tres países tendrá que modificar sus cadenas de suministropara cumplir con las nuevas reglas para que sigan teniendo acceso al libre comercio en la región y con ello asumir nuevos costos, que los vehículos hechos fuera de la región no tendrán.

Sin embargo, aclara el PIIE, cuanto más flexibles sean las reglas, más fácil les resulta a las empresas comprar los insumos más baratos, ayudando a mantener los precios bajos para los consumidores de Norteamérica y, al mismo tiempo, ser competitivas en costos en relación con otros vehículos fabricados fuera del bloque.

"Pero perversamente, una segunda posibilidad es que las nuevas regulaciones de (Donald) Trump sean tan costosas que las compañías decidan obtener incluso menos contenido de América del Norte para mantener el precio de los automóviles a niveles que los consumidores estén dispuestos a pagar.

"Algunos fabricantes de automóviles pueden comprar más piezas de Asia o Europa, y de países con los que Estados Unidos no tiene un acuerdo comercial", advierte el PIIE.

En su reporte "Sudando los detalles del acuerdo de Trump con México", refiere que TLC original ya tenía reglas de origen relativamente estrictas.

Describe que la regulación principal exigía que el 62.5 por ciento del valor de un automóvil se fabricara con contenido regional para cruzar la frontera de México a Norteamérica sin aranceles, pero el trato de Trump con México lo hace aún más restrictivo.

Reglas de origen más estrictas, potencialmente combinadas con otras restricciones a la importación de automóviles, significarían mayores precios al consumidor para los autos fabricados en México o en EU.

"Tal aumento de precio desencadenaría un incentivo natural para que los estadounidenses cambien a automóviles relativamente más baratos ensamblados fuera de la región que no están sujetos a las costosas nuevas regulaciones de Trump".


TAGS

NAYARIT

LO MÁS LEIDO