Baja calidad en empleos

Aumentan trabajadores que ganan 1 minisalario

Autor: Verónica Gascón, Agencia Reforma

2018-10-21 20:52:55

NACIONAL

El documento "El sexenio del empleo precario y los bajos salarios", sostiene que durante la Presidencia de Enrique Peña Nieto se crearon empleos con mayor precariedad y se perdieron trabajos en donde se empleaban personal con mayor nivel educativo


En la presente Administración, el número de personas que perciben un salario mínimo se incrementó en casi millón y medio, mientras que se destruyeron en mayor medida las fuentes de empleo de entre 3 y 5 salarios mínimos, advirtió un análisis del Observatorio de Salarios.

El documento "El sexenio del empleo precario y los bajos salarios", advirtió que durante la Presidencia de Enrique Peña Nieto se crearon empleos con mayor precariedad y se perdieron trabajos en donde se empleaban personal con mayor nivel educativo.

El saldo es que del primer trimestre de 2013 al primer trimestre de 2018, se crearon 1 millón 486 mil 566 puestos de trabajo de hasta un salario mínimo.

En tanto que aquellos que van de un salario mínimo hasta dos crecieron en 3 millones 189 mil 748 plazas.

En contraste, cayeron un millón 39 mil puestos de trabajo mejor pagados o de más de 5 salarios mínimos.

Miguel Reyes, autor del informe, consideró que la meta sexenal de creación de más de 3.5 millones de empleos corresponde al segmento de los peor pagados.

"Los empleos que se generaron durante la administración actual se concentraron en sectores de baja remuneración, fundamentalmente en trabajos de 1 y de 2 salarios mínimos, ahí es lo donde está el grueso de la creación de trabajos en esta administración.

"A partir de los 2 a 3 salarios se empiezan a perder trabajos en la parte media y alta de la distribución salarial. ¿Qué significa?, que los empleos que generaste son precarios en términos de remuneración", afirmó Reyes.

La población de un salario mínimo se concentra en sector primario como jornalero agrícola, en comercios y restaurantes y en servicios de recolección de basura y limpieza.

Una de las conclusiones del análisis es que casi dos terceras partes de la población, esto es el 60 por ciento de los trabajadores asalariados, viven en condiciones de precariedad: no tienen seguridad social, prestaciones de ley, contratación definitiva, laboran más de 8 horas y reciben remuneraciones debajo de la línea de pobreza, establecida por el Coneval.

Aquellos trabajadores que perciben entre 1 y 3 salarios mínimos, están en condición de pobreza, ya que se requieren 4 salarios mínimos para que un hogar promedio de cuatro personas no caiga por debajo de la línea de pobreza monetaria.

"Peña generó empleos de baja remuneración y en el sexenio se perdieron empleos calificados de alta remuneración", subrayó el experto.

Añadió que el sector donde se perdieron una mayor cantidad de empleos mejor remunerados fue en el manufacturero, debido a la disminución en la productividad del sector.

De tal forma que muchos de estos empleados pasaron sectores como comercio, servicios y turismo, donde los salarios son menores.

NAYARIT

LO MÁS LEIDO