Soldados y alambres de púas

Considera Trump “plan B” para muro

Autor: Agencia Reforma

2018-11-27 21:33:04

NACIONAL

"Necesitamos votos demócratas, si no lo conseguimos, ¿podríamos hacerlo de otra manera? Hay otras formas posibles de hacerlo", señaló el Presidente


Donald Trump no se rinde en su promesa de construir el muro fronterizo.

El Presidente estadounidense reconoció ayer en una entrevista con The Washington Post que está evaluando un plan alternativo para asegurar la frontera, en el que podría mantener la presencia de soldados y alambres de púas en la frontera si la Cámara de Representantes vota en contra de los 5 mil millones de dólares que ha pedido para la valla con México.

Tras amenazar con un cierre de Gobierno si no se aprueba el presupuesto, el Mandatario se reunió ayer con los líderes republicanos para discutir los fondos para el muro, una medida que debe ser aprobada antes del 7 de diciembre.

"Necesitamos votos demócratas. Si no lo conseguimos, ¿podríamos hacerlo de otra manera? Hay otras formas posibles de hacerlo. Ya vieron lo que hicimos con los militares, simplemente llegamos con el alambre de púas y las vallas y varias otras cosas", señaló el Presidente.

Ante la llegada de la caravana de centroamericanos, Trump envió a la frontera a 5 mil 800 soldados y exigió la instalación de 20 kilómetros de alambres de púas en áreas limítrofes como San Ysidro, en California.

En ese punto de la frontera, los agentes migratorios emplearon, el pasado domingo, gas lacrimógeno para dispersar a un grupo de inmigrantes, entre los que había mujeres y niños.

"Necesitamos desesperadamente un muro. Creo que eso se ha demostrado mejor que nunca en el último corto período de dos semanas. Veo que los demócratas van a querer hacer algo, porque ellos también entienden", afirmó.

Sin embargo, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, admitió que es poco probable que el partido de la Oposición respalde el presupuesto para la construcción de la valla.

El último pacto bipartidista sobre esa cuestión resultó en mil 600 millones de dólares para la promesa de campaña de Trump, después de que los republicanos la incluyeran dentro de los fondos para el Departamento de Defensa.

"La verdadera pregunta es, ¿quieren los demócratas cerrar el Gobierno para mantener o no a Estados Unidos a salvo? Ésa es una pregunta seria que tendrán que hacer en un momento en que haya personas atacando a nuestros propios agentes de la ley en la frontera", dijo Steve Scalise, líder republicano de la Cámara de Representantes.

Tras las elecciones legislativas del 6 de noviembre, los demócratas recuperaron la mayoría en esta Cámara, mientras que los republicanos afianzaron su control en el Senado.

Con el nuevo Congreso, que entrará en funciones el 3 de enero, para Trump será todavía más difícil conseguir los apoyos necesarios para cumplir su mayor promesa electoral.

NAYARIT

LO MÁS LEIDO