Ante el Congreso

Presenta Gobierno federal a su "compradora"

Autor: Maria Belen Rodriguez Chavez, Agencia Reforma

2018-12-12 21:43:06

NACIONAL

Las nuevas funciones de la Oficialía Mayor serán concentrar las compras de Gobierno con el fin de implementar mejores prácticas, disminuir casos de corrupción e incluso lograr mejores precios


La Oficialía mayor de la Secretaría de Hacienda será una unidad completamente diferente a lo que fue en administraciones anteriores y lo único similar será el nombre, dijo la Oficial Mayor, Raquel Buenrostro Sánchez.

"La Oficialía Mayor en esta administración sólo va a conservar el nombre de las administraciones anteriores porque tiene un redimensionamiento muy importante", dijo Buenrostro durante su presentación a la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Congreso de la Unión para ratificación de su cargo.

Según explicó, las nuevas funciones de la Oficialía Mayor serán concentrar las compras de Gobierno con el fin de implementar mejores prácticas, disminuir casos de corrupción e incluso lograr mejores precios a través de contratos marco.

"Es trascendental el cambio administrativo que se va a dar en la Oficialía Mayor y además es vanguardista, es un icono en la historia de nuestro País. Por lo tanto, es una gran responsabilidad a la que nos vamos a enfrentar", dijo.

Buenrostro detalló que alrededor del mundo la práctica de compras centralizadas es común, pero existen diversos grados de concentración de las compras, que van desde un nivel alto que centraliza incluso el almacenamiento, como en el caso de Corea, hasta esquemas que son más bien regulatorios, como se realiza en los países nórdicos.

En el caso de México, aseguró, se busca un nivel intermedio, en el que el objetivo es consolidar una parte y el resto de las compras correrá por responsabilidad de las dependencias, bajo un marco regulatorio.

"Nosotros vamos a usar algo intermedio. Nosotros lo que queremos ir consolidando es el 80 por ciento de los recursos con el 20 o 30 por ciento de los productos de los bienes y servicios, dejando el resto de la operación a las unidades de administración finanzas", detalló.

Además, la funcionaria expuso que actualmente las compras del Gobierno ascienden a cerca de un billón de pesos, de los cuales el 55 por ciento corresponde a compras de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Pemex, mientras que el resto es de la Administración Pública federal, misma que constituye el alcance de la nueva Oficialía Mayor.

"No vamos a centralizar todas las compras. Vamos a establecer un marco regulatorio que permita un ejercicio más transparente de los recursos públicos y más eficiente, evitando con ello la discrecionalidad", indicó.

Según los datos presentados, en 2017, el 70 por ciento de las compras de Gobierno se dieron a través de adjudicaciones directas, tanto de productos como en el uso de los recursos públicos y las buenas prácticas de compras centralizadas podrían generar ahorros de hasta 40 por ciento.

"Esta idea no es descabellada, al contrario, sigue las mejores prácticas internacionales", aseguró.

Buenrostro Sánchez explicó que pese a que prácticas de este tipo se implementaron en Francia desde 1985, y en Latinoamérica con Chile en 2003, México se ha rezagado, y, actualmente, en materia de transparencia, el País ocupa el lugar 135 de 180 países y el 25 de 32 países Latinoamérica.

Agregó que, en el proyecto, se tiene contemplado considerar como proveedores de Gobierno a pequeñas y medianas empresas, así como a cooperativas, lo que requeriría modificar el marco regulatorio.

"Hay muchas expectativas de la población y lo que se busca es realizar un ejercicio del gasto público, más transparente y con menos niveles de corrupción", afirmó.

NAYARIT

LO MÁS LEIDO