#MeToo debe trascender: expertas; 'es necesario lograr una reparación del daño'

Autor: Redacción

2019-04-07 10:28:17

NACIONAL

Especialistas en temas de género concuerdan que el movimiento debe buscar mecanismos de protección


El movimiento #MeToo (Yo También) es necesario que continúe en México para visibilizar la violencia sexual que sufren las mujeres, sin embargo, no puede generar una verdadera reparación del daño a las víctimas y una aseveración de no repetición si no se traslada al debido proceso y solamente se queda en redes sociales.

La doctora Ydalia Pérez Fernández-Ceja, vocal internacional de la Federación Mexicana de Universitarias A.C. expresó que el #MeToo en México, promovido en los ámbitos de la cultura, música, escritura, periodismo, medicina, academia, y el activismo, surgió con el objetivo positivo de darle voz a las víctimas.

La abogada especialista en derechos de género consideró que el formato de denuncia anónima es válido, debido a los obstáculos que representa para las mujeres el denunciar, pero tiene efectos negativos.

"

“El sistema de denuncia mexicano revictimiza a las mujeres, y esto hace que precisamente surjan plataformas como #MeToo. Pero el anonimato tiene varios efectos, el más importante es que no permite la reparación del daño, porque no logramos concentrar los elementos para esto. Por otro lado, es muy importante atender al debido proceso, en cualquier circunstancia, y por complicado que sea el tema”, consideró.

Pérez Fernández-Ceja afirma que este movimiento internacional “no surgió de generación espontánea”, tiene bases sólidas en que la legalidad no ha sido suficiente para terminar con las prácticas de violencia hacia las mujeres.

Para ella, el #MeToo logra empoderar a las mujeres y darles una voz para que puedan tener el valor de denunciar a agresores, como ocurrió en Estados Unidos.

"

“El ejemplo es el #MeToo en Estados Unidos, el agresor principal se vio enfrentado a varias mujeres que se unieron para denunciar que tenía esas conductas y eso propicio que algunas denunciaran y sirvieran de testigos”, dijo.

Algunos casos trascendentales de este movimiento han sido el del comediante Bill Cosby, quien a los 81 años fue declarado culpable por drogar y violar a Andrea Constrand en 2004, aunque tiene más de 50 acusaciones de mujeres; también el de Kevin Spacey por agresión sexual a hombres jóvenes, por lo cual perdió su papel en la serie House Of Cards y no ha retomado su carrera artística.

Excélsior buscó tener entrevistas con las organizadoras u organizadores de las cuentas @MeTooAcadémicos, @MeTooCineMexicano, @MeTooMúsicosMexicanos, @MeTooActivistasMexicanos, @MeTooMedicosMexicanos, @MeTooCreativosMexicanos y @PeriodistasPUM, para conocer cómo verifican los testimonios de las víctimas, cómo buscan o apoyan a las víctimas para denunciar, si así lo desean, o cómo buscan la reparación legal de los daños y la forma de actuar ante los casos de hombres que han manifestado su inocencia, defensa que no es publicada en las redes de los movimientos; pero no se obtuvo una respuesta.

Cambios reales, no sólo desahogo

El movimiento #MeToo tiene la fuerza suficiente para generar cambios reales en México si las denuncias son llevadas ante los Ministerios Públicos, escuelas, hospitales, medios de comunicación o sedes culturales donde están los presuntos agresores, consideró la doctora en literatura y género y crítica cultural, Lucía Melgar Palacios.

La feminista expresó que es necesario que, al menos, las representantes del #MeToo presenten las quejas ante las empresas o las autoridades en representación de las víctimas y darles un acompañamiento legal para generar cambios en los lugares de trabajo o en las instituciones.

"

“Yo esperaría que se tome una acción colectiva, ya no desde las redes sociales, sino afuera, para poder lograr un tipo de cambio. Presentar demandas para obligar a los Ministerios Públicos a hacer su trabajo con casos de acoso y violación, e incluso ir a los lugares de las denuncias para evidenciar que los protocolos de género no están funcionando”, dijo.

Consideró que la presunción de inocencia no es nada más ante la ley, sino también debe existir ante las demás personas. Este derecho no debe ser privado de los hombres, debido a que la equidad de género no se logrará con actos de odio hacia el género masculino o sin legalidad.

Para ella, se puede apoyar a las víctimas, más allá de generar escarnio público, situación que ha sido cuestionada incluso por mujeres.

Expuso el caso de apoyo que se generó con el caso del Time’s Up, el movimiento contra el acoso sexual fundado por celebridades de Hollywood en respuesta al efecto Weinstein, al movimiento feminista y #MeToo, con el cual se ha recaudado más de 20 millones de dólares para crear un fondo de defensa legal de mujeres que no tengan recursos en su defensa.

Melgar reiteró su apoyo al ideal del movimiento, sin embargo, cuestiona algunos casos evidenciados de la falta de rigor para identificar denuncias verdaderas o diferenciar entre casos de relaciones tóxicas entre hombres y mujeres.

Ambas mujeres coinciden en que el suicidio del músico Armando Vega-Gil fue un acto lamentable, pero no debe frenar ni responsabilizar al #MeToo, al contrario, se debe buscar los mecanismos de protección y acceso a la justicia equitativa entre los acusados y víctimas.

OAXACA SE SUMA A LAS DENUNCIAS

OAXACA.Oax.– Bajo el nombre de MeToo Oaxaca, en la red social Facebook, han sido denunciados supuestos casos de acoso sexual y hostigamiento en contra de mujeres en el ámbito cultural.

La publicación opera desde el 28 de marzo pasado, con las frases “¡No estás sola!” “¡Alza tu voz!, si tocas a una, respondemos todas”; a la fecha más de 800 usuarios la han marcado con Me Gusta.

Desde la fecha de su nacimiento esta acción espontánea busca visibilizar los casos de acoso y hostigamiento que han enfrentado en el silencio decenas de mujeres en el estado. Recientemente se denunció el caso de un profesor de música a quien en una publicación señalan como agresor sexual de menores de edad.

“MOVIMIENTO DEBE MADURAR”

La escritora Guadalupe Loaeza consideró que el movimiento MeToo debe seguir adelante e invita a sus creadoras a no bajar la guardia y aprender de todo para mejorar.

"

“No debemos dejar que se evapore, para que a la mujer que se atreva a denunciar se le escuche y las autoridades la apoyen de manera incondicional”.

La escritora de Compro, luego existo, Las reinas de Polanco y Las niñas bien afirmó que no comparte el anonimato de las denuncias, porque “hacen un daño terrible, el movimiento pierde legitimidad (...) la idea es dar la cara con nombre y apellido para un mejor apoyo en todas sus vertientes”.

Señaló que en México las mujeres se han tardado mucho en alzar la voz y en tener una verdadera unión.

"

“El movimiento debe madurar, porque aún no hay las condiciones de igualdad, eso es claro”.

NAYARIT

LO MÁS LEIDO