Basta de intimidaciones
México no pagará el muro, advierte Peña

2017-01-11 09:48 pm


**"Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo Gobierno de Estados Unidos, como el tema de un muro, que México, por supuesto, no pagará", insistió
**"Vamos a defender las inversiones nacionales y extranjeras en México. Deben existir reglas claras para que continúe el flujo de capitales en la región", dijo



Érika Hernández y Silvia Garduño
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- México no pagará un muro fronterizo ni acepta amenazas para frenar la inversión de empresas estadounidenses en el país, reviró ayer el Presidente Enrique Peña Nieto a Donald Trump.

Tras meses de mantener un mensaje moderado, el Mandatario endureció los señalamientos hacia el Presidente electo de Estados Unidos, quien horas antes aseguró que México financiará esa barda y castigará a las compañías que inviertan en territorio mexicano.

"Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo Gobierno de Estados Unidos, como el tema de un muro, que México, por supuesto, no pagará", advirtió.

Ante embajadores mexicanos, cónsules, legisladores, Gobernadores y empresarios, Peña Nieto enumeró los puntos que su Gobierno exigirá en cualquier acuerdo con el próximo Gobierno estadounidense.

En una negociación del Tratado de Libre Comercio, explicó, se debe dar certidumbre a la inversión en los tres países miembros, incluidas a las empresas que han elegido a México como destino para instalar plantas de producción o exportación.

"Vamos a defender las inversiones nacionales y extranjeras en México. Deben existir reglas claras para que continúe el flujo de capitales en la región", dijo.

"Rechazamos cualquier intento de influir en las decisiones de inversión de las empresas con base en el miedo o en amenazas".

Y si la preocupación de Estados Unidos es la seguridad, el Presidente le promete incrementar la inversión en infraestructura y tecnología para que las fronteras sean más seguras, modernas y eficientes, con el objetivo principal de mejorar el intercambio comercial.

México también exigirá al vecino país su corresponsabilidad en el freno del tráfico ilegal de armas y el dinero ilícito que recibe el narcotráfico, demandas que fueron prioridad en la Administración de Felipe Calderón.

Además, expuso el mandatario, se debe lograr que cualquier repatriación se realice de forma ordenada y coordinada, garantizando respeto a los derechos humanos.

"Negociaremos con seguridad en nuestras fortalezas y con sentido práctico", señaló el Presidente tras asegurar que confía en la voz fuerte, clara y experimentada del cuerpo diplomático para defender al país.

Peña consideró que el mundo está atento sobre cómo México enfrentará dos grandes desafíos: el incremento al precio de los combustibles y la relación con Trump.

Sobre esto último, sostuvo que el mundo verá a un Gobierno mexicano que con audacia y pragmatismo privilegia el diálogo y el entendimiento, que pondrá sobre la mesa de negociación todos los temas, como seguridad, migración y comercio.

"En ningún momento aceptaremos nada en contra de nuestra dignidad como país ni de nuestra dignidad como mexicanos", aseguró en medio de aplausos de las 200 personas reunidas en el Salón Tesorería de Palacio Nacional.



NEWSLETTER

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

EDICIÓN IMPRESA

Descarga la versión impresa en formato PDF.

SÍGUENOS

Visita nuestras redes sociales y mantente informado

© MERIDIANO 2016, todos los derechos reservados