Afirma López Salmorán

En la educación existen esfuerzos gigantescos

Autor: Argimiro León

2018-10-07 21:01:57

NAYARIT

A pesar de las enormes carencias que se tienen, hay grandes esfuerzos para que los estudiantes adquieran la mejor formación posible, afirmó la directora del INEE


Si bien sabemos que el sistema educativo mexicano tiene enormes carencias en rubros tales como presupuesto, infraestructura y calidad, es necesario reconocer que existen esfuerzos gigantescos para que los estudiantes adquieran la mejor formación posible.Todos los días, millones de alumnos, profesores, personal administrativo, de intendencia y directores entran a las aulas a dar lo mejor de ellos, con los recursos que tienen a la mano.

Esto fue informado por la directora del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), Lilia Dalila López Salmorán, admitiendo que nuestro sistema educativo –uno de los cinco más grandes del mundo, según cifras de la Secretaría de Educación Pública– “alberga en sus entrañas a más de 36 millones de alumnos, 2 millones de docentes y 250 mil planteles en todo el país”.

No es fácil hacer funcionar diariamente un sistema de estas proporciones para lograr que millones de personas aprendan en sus aulas y los profesionales educativos desarrollen sus capacidades; se requiere de grandes líderes que acompañen, guíen y ejecuten con los recursos disponibles para el mejor aprovechamiento escolar.

Hablando de líderes educativos, la mayoría de las personas no se refieren a titulares de dependencias o servidores públicos detrás de un escritorio, “sino que suelen pensar en profesores, directores y supervisores, quienes todos los días se enfrentan a las diversidades tan complejas de los alumnos, a sus distintos contextos y situaciones socioeconómicas”.

Aunque la figura de un líder ha sido vista tradicionalmente como una persona autoritaria que sólo ordena y delega, este concepto ha cambiado y la materia educativa no es la excepción, pues las necesidades de cada comunidad escolar así lo exigen.

Un líder, señalan quienes laboran en las aulas, es aquel que comparte y promueve la mejora de la comunidad escolar, tanto dentro como fuera de las instalaciones; una persona que impulsa a sus compañeros a ser mejores personas, subordinados, padres de familia y alumnos, a través del ejemplo.

Ser un líder no significa precisamente ser una autoridad; se trata de una figura que influye en los demás. “La comunidad escolar se mueve, sin duda, a través de las acciones que éstos realizan, y su desarrollo y mejora abarca la voluntad y participación de la mayoría de los involucrados en los procesos educativos”.

Explicó que de acuerdo con lo que expone Bernard M. Bass, doctor en Psicología y profesor-investigador de la Binghamton University, en su libro Leadership and Performance BeyondExpectations (1985), los líderes logran mejores resultados en una o más de las siguientes maneras: son carismáticos a los ojos de sus seguidores y son una fuente de inspiración para ellos; pueden tratarlos individualmente para satisfacer las necesidades de cada uno de sus subordinados; y pueden estimular intelectualmente a los mismos.Estos factores, explica Bass, representan los cuatro componentes básicos del liderazgo transformacional:

Influencia idealizada (liderazgo carismático). Esta es fuerte entre líderes que tienen una visión y sentido de misión; se ganan el respeto y la confianza de su comunidad; y adquieren una identificación individual fuerte con sus seguidores.Los líderes se concentran en identificar las capacidades y en diagnosticar las necesidades de sus seguidores y las atienden de manera personalizada.

También les delegan, entrenan, aconsejan, proveen retroalimentación y elevan el nivel de responsabilidad de sus seguidores, así como su nivel de confianza, no sólo para que cumplan con los requisitos de trabajo y para maximizar su desempeño, sino para potenciar el desarrollo personal de los mismos.




NAYARIT

LO MÁS LEIDO