Accidente la deja en sillas de ruedas

Relata Petra Lourdes su lucha por la vida

Autor: Fernando Ulloa Pérez // Misael Ulloa Isiordia

2019-01-26 20:26:59

NAYARIT

** “Hace 7 años me mataron a mi hijo, un año antes se murió mi esposo y ya me quede yo sola, cuando llegue a la casa de mi hijo él ya estaba muerto”, narró la señora Petra


A pesar de las adversidades de la vida como lo fue un accidente que la dejó postrada en una silla de ruedas, la muerte de su esposo, el asesinato de uno de sus hijos y el desprecio de su única hija, la señora Petra Lourdes Banda de 61 años de edad, dice ser feliz y diariamente recorre las calles de la ciudad en busca de la ayuda que la sociedad capitalina le puede brindar a su paso: “sí soy feliz, para que le voy a echar mentiras, vivo muy a gusto aquí, la gente es muy amable, vivo feliz”.


En entrevista, la señora Lourdes Banda reveló que antes del accidente que la dejó discapacitada, en su natal Mexicali ella tenía una cenaduría que le permitía vivir de manera holgada, pues aseguró que en ese entonces tenía casa propia, carros y lo más importante, una familia: “yo estaba muy bien en Mexicali, yo tenía mi casa propia, mi negocio, mis carros, todo se me vino abajo señor, la vida es una ruleta ahorita estamos bien mañana quién sabe, todo se me vino para abajo, todo se me acabo, cómo… quién sabe no sé”.

"

Recordó, que hace 7 años le mataron a uno de sus hijos y un año antes, falleció quien era su esposo: “hace 7 años me mataron a mi hijo, un año antes se murió mi esposo y ya me quede yo sola, cuando llegue a la casa de mi hijo él ya estaba muerto, él y su esposa, según las investigaciones fue un crimen pasional”.

A pesar de todo, la señora Petra Lourdes Banda reiteró que así es la vida y siempre hay que seguir adelante: “así es la vida y lo único que les digo es que hay que echarle ganas a la vida, y aquí estoy feliz, vivo a gusto con el apoyo de la gente, la gente de Tepic es muy buena, muy buena, me han apoyado mucho, ayer inclusive, un joven de una moto, cuando iba a cruzar la calle para comprar unos tacos, el joven se detuvo, abrió su cartera y me dio 200 pesos, soy feliz, vivo a gusto, bendito sea Dios”.




NAYARIT

LO MÁS LEIDO