A FONDO

De qué se reía Duarte

Autor: Ricardo Téllez

2018-09-29 02:25:44

OPINION

Aunque el exgobernador priista desfalcó, desvió y lavó más de 75 mil millones de pesos del erario de Veracruz, apenas recibió una sentencia de nueve años de prisión y una ridícula multa de 58 mil 890 pesos y, por si fuera poco, podría salir de la cárcel en 3 años


Luego de salir de la audiencia celebrada el pasado miércoles contra el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, el senador por Movimiento Ciudadano, Samuel García, quien estuvo presente en parte del proceso, externó su preocupación por el extraño comportamiento del veracruzano de quien dijo que, con apariencia de “híspter” y con cara de demencia, se la había pasado sonriendo durante los recesos de la audiencia. Además, señaló que al exmandatario se le veía muy sereno, tranquilo y confiado durante el proceso.

La pregunta aquí es la misma que en su momento nos hicimos todos cuando en agosto de 2010 fue detenido el narcotraficante Édgar Váldez Villareal, alias “la Barbie”, quien al ser presentado ante los medios de comunicación tras su captura se mostraba sonriente: “¿De qué se ríe ‘la Barbie’?”. En aquel entonces, su comportamiento inusual desató una serie de especulaciones: ¿estaba demente?, ¿era cinismo?, ¿nerviosismo?, ¿se reía de lo que él sabía y los demás no?, ¿qué secretos guardaba?, ¿de qué se reía?

Ahora, en el caso Duarte, tras lo declarado por Samuel García y su preocupación, como en aquel agosto de 2010, nos volvimos a preguntar: ¿De qué se ríe Duarte? Sólo que en este caso sí obtuvimos una pronta respuesta. Aunque el exgobernador priista desfalcó, desvió y lavó más de 75 mil millones de pesos del erario de Veracruz, apenas recibió una sentencia de nueve años de prisión y una ridícula multa de 58 mil 890 pesos y, por si fuera poco, podría salir de la cárcel en 3 años, lo cual ha desatado la ira en la población, a lo que la Procuraduría General de la República se limita a responder que se trata de algo normal, que es parte del derecho que tiene el inculpado y que, en todo caso, ya hay una reparación del daño, según lo indicó Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales: “Este es un sistema que todos pugnamos porque prevaleciera en este Estado de Derecho y bueno, nos tenemos que ceñir a lo que la ley manda y si la ley en este caso, este sistema, prevé beneficios, tendremos que acogernos a lo que la misma señala (…) Si vemos, el decomiso de los bienes, pues viene siendo equiparable a esta reparación del daño y ahí se pronunció el señor juez sobre el decomiso de 41 propiedades aproximadamente". ¿O sea que con eso queda todo saldado?, ¿borrón y cuenta nueva?, ¿y todo el dinero que se gastó y no fue en bienes?, ¿y todo el dinero que se gastó y se sigue gastando para darse ese nivel de vida del jet-set, su esposa Karime Macías, la misma que apuntaba en su diario “merezco abundancia”, más que como un decreto mental como un ejercicio de autoexpiación, como para purificarse y liberarse de culpas y asimilar que merece abundancia aun a costa de todos los crímenes que para tal fin tuviera que hacer su marido?, ¿y todos los muertos de Veracruz?, ¿y los desaparecidos?, ¿y los periodistas asesinados?, ¿y la criminal indolencia en contra de menores con cáncer a quienes se les inyectaba agua destilada en vez de las medicinas de sus quimioterapias, para poder desviar ese dinero?, ¿todo eso ya quedó reparado con 9 años, probablemente 3, 58 mil pesos de multa y el decomiso de 41 propiedades que finalmente no eran suyas porque no las compró con su dinero?

Sí, ahora sabemos de que se reía Duarte; su cinismo lo hacía reír, se reía de sus víctimas, se reía de nosotros, del país entero y de la inaudita forma de entender el concepto de “justicia” y “reparación del daño” que aplica nuestro sistema judicial. De eso se reía Duarte.


PARA ADVERTIR

A pesar de lo tersas que se han dado las relaciones entre el gobierno saliente y el entrante durante el proceso de transición, es inevitable que tengan sus desencuentros, entre los cuales, varios han sido provocados por la diferencia de posturas con respecto a la Reforma Educativa. El pasado martes 25 de septiembre, en tanto que el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, presumía y defendía los beneficios de la Reforma Educativa ante la comunidad internacional reunida en el Foro Económico Mundial, haciendo énfasis en la evaluación docente y en el establecimiento de las bases para mejorar la calidad educativa, ese mismo día en la Cámara de Senadores, la legisladora nayarita Cora Cecilia Pinedo, a quien medios nacionales identifican como afin a la exlideresa del magisterio Elba Esther Gordillo Morales, presentaba en tribuna una iniciativa donde propone la eliminación de la evaluación docente y la derogación del Servicio Profesional Docente, pilares precisamente de la Reforma Educativa.

NAYARIT

LO MÁS LEIDO