A FONDO

50 años

Autor: Ricardo Téllez

2018-10-02 01:29:57

OPINION

50 años hoy se cumplen de aquel 2 de octubre de 1968… Lloverán los discursos, inundarán los medios las fotos, las declaraciones, los declarantes, las versiones, las verdades, las mentiras, los documentales, los reportajes especiales, películas, series, marchas, el juego eterno de la catarsis colectiva…


¡El 2 de octubre no se olvida!... (silencio)… ¡El 2 de octubre no se olvida!... (silencio)… ¡El 2 de octubre… (silencio)… ¡El 2 de octubre… (silencio)… ¡El 2… (silencio)… ¡El… (silencio)… silencio… solo silencio… 50 años hoy se cumplen de aquel 2 de octubre de 1968… Lloverán los discursos, inundarán los medios las fotos, las declaraciones, los declarantes, las versiones, las verdades, las mentiras, los documentales, los reportajes especiales, películas, series, marchas, el juego eterno de la catarsis colectiva… ¡El 2 de octubre no se olvida!... No, no se olvida que algo pasó el 2 de octubre, pero no es ya el vivo recuerdo el que moviliza las masas… Salir a la calle, gritar, hacer pintas, confeccionar mantas, marchar, expulsar del pecho una pena que no acaba de amainar pero que, ciertamente, ya no es igual… ¡El 2 de octubre no se olvida!... Pero no es ya el mismo clamor de justicia… Los impunes se regodean en sus mansiones… No solo ya no viven a la sombra, sino que atraen los reflectores… Algunos, en el colmo de la desfachatez, pronunciarán sentidos discursos enfundados en costosos trajes, blindados con una certeza de que nunca nada ni nadie los hará pagar… Cuando hay una vida de por medio, jamás habrá una reparación del daño… Cuando hay muchas vidas, menos… La verdad se diluye con el tiempo, no hay comisión que sea capaz de quitar las telarañas de la memoria, las losas, abrir la tierra en la que se sepultó la verdad, desnudar las mentiras fabricadas para encubrir los hechos… Aquí, la única verdad histórica, la auténtica verdad histórica, es que no pagaron los que tenían que pagar, es que a partir de esa fecha la impunidad se institucionalizó… Y si antes los gobiernos se resistían a que circularan artefactos culturales alusivos a la fatal fecha, como libros, películas, reportajes, artículos, etc., hoy en día no hay la misma resistencia, pues se han dado cuenta de que al final de nada servirán, sino al contrario, la catarsis colectiva que provoca la conmemoración libera presión al malestar social, es como una olla de vapor en la que, una vez liberada algo de presión, se desactiva el riesgo de un estallido… Remover las heridas de las víctimas las revictimiza, detona el grito liberador pero inocuo¡El 2 de octubre no se olvida!... ¡No se olvida! Responden incluso los que fueron autores y cómplices… Los que deberían de temer, no temen ya… Acaso su único castigo sea el reproche de su conciencia… Si es que a estas alturas todavía tienen.

PARA ADVERTIR

La liberación del precio de la gasolina prevista para este 2018 pero adelantada en 2017 y que supuestamente atraería inversiones, fomentaría la competencia y beneficiaría al consumidor al tener más oferta, ha servido únicamente para favorecer a unos cuantos. Se suponía que al ya no ser la Comisión Reguladora de Energía la que estableciera los precios mínimos para la venta de combustible, los empresarios podrían bajar los suyos para atraer al mercado, pero sucedió todo lo contrario, el precio de la gasolina no solo no ha bajado, sino que no ha dejado de subir, con todo y que según eso antes el precio del crudo era bajo, menos bajará ahora que el petróleo está recuperando precio. Pero no solo al consumidor terminó afectando la medida, sino al propio gobierno; según estimaciones, en 2017 la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dejó de percibir cerca de 68 mil millones de pesos por el cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que aplica a las gasolinas y al diésel, y en lo que va de este año este fenómeno sigue menguando las arcas públicas. Los únicos que sí han ganado son los intermediarios; Reforma publicó recientemente que los empresarios han aumentado sus márgenes de ganancia en un promedio de entre 12 y 15% por litro tras la liberación, llamada también elegantemente “flexibilización de mercados de gasolina y diésel”, siendo que antes de esta apertura, la ganancia rondaba el 6% promedio por litro. En conclusión: estábamos mejor, cuando estábamos peor.

NAYARIT

LO MÁS LEIDO