A FONDO

El Apagón

Autor: Ricardo Téllez

2018-10-09 00:28:27

OPINION

En Nayarit, los integrantes de la Trigésima Segunda Legislatura, especialmente el diputado Eduardo Lugo López, han hecho eco de las inconformidades que se están dando particularmente en la zona norte de la entidad, donde también se registran varios casos de cobros excesivos en el servicio de energía eléctrica


En lo que va del año las tarifas del servicio de energía eléctrica han aumentado hasta en un 80%, y si a eso le sumamos las constantes quejas por cobros excesivos que se han registrado, los cuales se han reportado tanto en hogares como en negocios, tenemos entonces un grave problema con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por el impacto económico propiciado a los bolsillos de los mexicanos, algunos de los cuales ya simplemente no pudieron pagar el servicio y se han quedado sin él, y los golpes al sector empresarial tiene a algunos en la lona ya que, por esta causa, existen negocios a punto de “bajar la cortina”, según lo está señalando la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), organización que acaba de proponer al Gobierno federal establecer el método de cálculo de tarifas usado en 2017, más los aumentos por efecto de la inflación acumulada, como solución emergente y temporal a los incrementos de las tarifas de electricidad. Este gremio sostiene que su propuesta es necesaria para evitar el cierre de empresas y el consecuente desempleo por los excesivos cobros de electricidad, que en algunos casos aumentaron hasta en 300 por ciento.

En Nayarit, los integrantes de la Trigésima Segunda Legislatura, especialmente el diputado Eduardo Lugo López, han hecho eco de las inconformidades que se están dando particularmente en la zona norte de la entidad, donde también se registran varios casos de cobros excesivos, además de que, por las altas temperaturas que se tienen en la región, demandan una reconsideración en relación a la tarifa que les aplican. Para el día de mañana, miércoles 10 de octubre, están convocando a un “segundo apagón” de 7 a 8 de la noche para con ello provocar afectación económica a la CFE al dejar de consumir el servicio. El primer “apagón” fue el pasado lunes 1 de octubre y aunque no se ha informado acerca del importe que significó en pérdidas para la empresa y si hubo o no respuesta de la Comisión, en su momento el legislador Lugo López afirmó que fue una iniciativa exitosa pues considera que hubo poblaciones donde se registró un respaldo ciudadano de hasta un 80%. Ahora los parlamentarios van más allá del freno a los abusos y el propósito de conseguir la tarifa 1F, ya que también solicitan el “borrón y cuenta nueva” con adeudos, tal y como se dio en Tabasco. Veremos en qué termina esto.

PARA ADVERTIR

Nuevo auge ha cobrado el tema de la legalización de del cultivo de la amapola debido a las declaraciones del propio Secretario de Defensa, Salvador Cienfuegos Zepeda, quien la semana pasada afirmó que podría ser una salida para el problema de la violencia de entidades como en Guerrero, lo único que planteó como requerimiento era ver la manera de proteger al agricultor para que la cosecha la entregara al gobierno y no a los grupos del crimen organizado. Estas declaraciones provocaron reacciones a favor tanto del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, como del que será su Gabinete, por ejemplo, Olga Sánchez Cordero, futura Secretaria de Gobernación, quien dijo que incluso ya se tienen avanzadas las pláticas con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para una eventual legalización de la mariguana. Por su parte, el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, propuso explorar mecanismos para que el Estado controle la producción y el comercio de las drogas. Son cuestiones a analizar y debatir. Lo que sí es un hecho es que si están confiando en que con la legalización de la mariguana se acabaría con el comercio ilegal, creo que están en un error, pues es algo que no se ha podido lograr con otras drogas que desde hace muchos años son legales en nuestro país, como en el caso del alcohol y el tabaco. Tan solo un dato: Según el Servicio de Administración Tributaria (SAT), en lo que va de la actual administración federal se han destruido 400 millones de cigarrillos ilegales, lo cual hubiera representado una evasión de más de 800 millones de pesos. Y eso es lo que lograron detectar y decomisar, pero vaya Usted a saber cuántos millones de cigarros sí lograron llegar al consumidor final. Por su parte, empresarios del sector estiman que cada año el fisco pierde una recaudación de al menos 6 mil millones de pesos por la falta de control en las cajetillas de cigarros, y si a eso añadimos toda la industria de bebidas alcohólicas ilegales y/o adulteradas que se mantiene en nuestro país, bueno pues entonces el panorama del efectivo control y regulación de drogas se complica, con todo y la legalización.

NAYARIT

LO MÁS LEIDO