A FONDO

Perversa exclusión mediática

Autor: Ricardo Téllez

2018-10-29 02:09:22

OPINION

Hacía años que no tenía esa sensación hasta ahora que ocurrió lo de las lamentables inundaciones en la zona norte de nuestro estado y que poca o nula cobertura informativa mereció el siniestro por parte de los medios nacionales


Hace más de 10 años, cuando empecé a viajar por motivos de trabajo al centro del país, conocí a personas de diferentes estados de la república y cuando me preguntaban que de dónde era y les respondía que de Tepic, Nayarit, no fueron pocos los que reconocieron no tener ni idea acerca de en dónde se encontraba ni mi ciudad ni mi estado natal. Algunos ubicaban a Nayarit en el lugar que tiene Colima, otros, más al sur; tenía que hablarles de Guayabitos para que se dieran una idea, no sin antes expresarme su sorpresa porque pensaban que Guayabitos pertenecía a Jalisco, lugar que conocen bien porque a los del centro del país les gusta venir a nuestras playas. En aquel entonces yo experimentaba una mezcla de sentimientos encontrados pues en parte me sorprendía que no tuvieran idea de la ubicación geográfica de Nayarit, pero también me causaba cierta indignación su desconocimiento, sentía lastimado mi orgullo como nayarita.

Hacía años que no tenía esa sensación hasta ahora que ocurrió lo de las lamentables inundaciones en la zona norte de nuestro estado y que poca o nula cobertura informativa mereció el siniestro por parte de los medios nacionales. Incluso, desde antes hemos estado siendo excluidos de manera sistemática: cuando espero la sección del estado del tiempo en el noticiero de Loret de Mola, se brincan Nayarit; cuando buscaba información sobre el desplazamiento del huracán Willa, daban como referencia “a tantos kilómetros de Cabo Corrientes, Jalisco”, no decían que estaba frente a costas de Nayarit, es más, hubo medios que se atrevieron a publicar que el huracán Willa pegaría entre las costas de Jalisco y Sinaloa, ¿qué no podían decir que esa parte entre Jalisco y Sinaloa, es Nayarit? Luego, cuando el fenómeno meteorológico tocó tierra, la cobertura fue en Escuinapa, Sinaloa, no en nuestro estado; cuando se dieron las inundaciones, los medios nacionales siguieron hablando de Escuinapa y de Mazatlán, hasta que uno trató de manera muy superficial y con mucho menor tiempo al aire las inundaciones en Tecuala y Tuxpan, pero lo hicieron mostrando imágenes que en nada reflejaban los daños que había provocado, y con un tiempo incluso mucho menor al que utilizaron para hablar sobre unos camellos que estuvieron a punto de ahogarse por el desbordamiento de un río en no recuerdo qué país. Simplemente indignante para nosotros.

¿Por qué no hablan de lo que pasa en Nayarit? Ha sido la pregunta que nos hemos hecho muchos nayaritas que nos sentimos indignados, olvidados, marginados, insultados, etc., y las versiones van desde la falta de corresponsales hasta la falta de interés mediático por nuestro estado. Puede ser cierto. Quizá les resulte ser más atractivo darle una puntual cobertura a una caravana de migrantes que supone un potencial o real conflicto internacional, calificándola como “crisis humanitaria”, cuando en número el contingente de 4 mil y cada vez menos migrantes sean mucho menor que los más de 180 mil afectados en nuestro estado; los medios se han volcado también en darle seguimiento a eso de la consulta del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, en vez de lo que pasa en nuestro estado, ¿cuál es el criterio de valor informativo para estos medios entonces? Es lamentable su sesgo y no solo porque uno quiera que hablen de lo que tenemos próximo, cercano, de lo que realmente nos duele (¿quién en nuestro estado antepone en estos momentos la consulta del aeropuerto al tema de apoyo a nuestros hermanos nayaritas damnificados?), sino porque es evidente que hace falta más ayuda y para ello necesitamos que todo México se entere, pero esto no será posible mientras estos medios “informativos” nacionales sigan utilizando esos criterios en la selección de información, por cualquiera que sea la razón para ello. Todavía, hasta nuestros días, la agenda de las preocupación y discusiones de la opinión pública es establecida desde los medios de comunicación, tal y como sostiene la teoría de la “Agenda Setting” o teoría del establecimiento de la agenda, que postula que los medios de comunicación de masas tienen una gran influencia sobre el público al determinar qué asuntos poseen interés informativo y cuánto espacio e importancia se les da. Por lo tanto, si esos medios nacionales, que por alcance y cobertura podrían ayudar a que el país entero tenga conocimiento de lo que está pasando en Nayarit, no incluyen en su agenda el tema, será un asunto que para muchos simplemente pasará desapercibido y, en cambio, consideren otros temas como prioritarios, es por ello que la Iglesia Católica en nuestro país pidió el día de ayer domingo, en el editorial de su Semanario Desde la Fe, por los migrantes y no por los nayaritas; es por ello que el Gobierno de la Ciudad de México envió el día de ayer a 47 unidades móviles con más de 300 funcionarios y expertos en temas de salud, procuración de justicia y servicios legales, para brindar asistencia a mil 500 personas diarias, pero a Oaxaca con los migrantes y no para los nayaritas.

En este contexto, es lamentable entonces la falta de cobertura de lo que debiera ser prioridad en la agenda informativa que es el factor de interés humano, nada debe de estar por encima de las vidas de las personas, ni siquiera el “rating”, y si para ellos es un problema de crisis humanitaria la caravana de 4 mil migrantes o menos, ¿qué será entonces lo que está pasando y lo que se viene para el norte de nuestro estado?

PARA ADVERTIR

Dejando a un lado la pésima labor de los medios nacionales y quizá de algunas instancias o dependencias del Gobierno federal, habrá que aplaudir lo que han hecho las autoridades estatales y municipales; los propios medios de comunicación locales; la sociedad civil organizada o no; la Universidad Autónoma de Nayarit; las demás escuelas, asociaciones civiles y, en general, toda la población nayarita que realmente se ha hermanado y está apoyando, también algunos gobiernos y población de otras entidades. A todos ellos, gracias, aún falta mucho falta por hacer y en estos momentos toda la ayuda es bienvenida. #FuerzaNayarit

NAYARIT

LO MÁS LEIDO