A FONDO

El presupuesto para las universidades

Autor: Ricardo Téllez

2018-12-17 01:14:31

OPINIóN

El proyecto de decreto prácticamente no considera aumento alguno para las universidades estatales, apenas un 0.3%, lo que en pesos significa algo así de 94 millones de pesos y en cambio sí contempla una asignación de mil millones de pesos para crear las 100 universidades prometidas


El sábado pasado, el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, entregó a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el paquete económico para el próximo año, donde se prevé obtener ingresos por 5 billones 814 mil 291 millones 700 mil pesos, se estima un crecimiento de 2%, inflación de 3.4%, un tipo de cambio promedio anual de 20 pesos por dólar y una asignación de 251 mil 600 millones de pesos para los proyectos impulsados por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Son muchos los rubros que mantenían en expectativa a la población, entre ellos el referente al presupuesto para las 34 universidades estatales del país dado la severa crisis por la que atraviesan 10 de ellas y las complicaciones que se esperan en el 2019 para otras más.

El pasado viernes en Meridiano.Mx sostuvimos una entrevista con el rector de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), Jorge Ignacio Peña González, donde principalmente se trató la crisis financiera de la máxima casa de estudios del estado, la cual ya llegó al punto de no poder solventar el pago de la nómina de la primera quincena del mes de diciembre y lo mismo pasa con las prestaciones de fin de año. De hecho, ya desde el mes de noviembre no se habían podido cubrir algunos requerimientos como el bono por el día del empleado universitario y los sobresueldos para quienes desempeñan actividades de funcionarios.

Durante prácticamente todo el presente año, las universidades públicas habían estado haciendo gestiones para obtener recursos extraordinarios para tratar de remediar sus problemas financieros. Según se dijo en su momento, el conjunto de las 10 universidades presentaba un déficit del orden de los 19 mil millones de pesos. También durante todo este tiempo, la administración del gobierno de Enrique Peña Nieto les dijo que sí iba a apoyar a las instituciones de educación superior, pero no les decía cuándo ni mucho menos mostraba acciones concretas, todo como una mera estrategia de dilación para que pasara el tiempo, no arreglar nada y poderle pasar la “papa caliente” al nuevo Gobierno Federal.

Al entrar el nuevo gobierno, éste tenía poco margen de acción para resolver el tema, tanto en tiempo como en dinero, pero en cambio se creía que si no era este año sí habría una consideración para el próximo, tanto con recursos extraordinarios como con un aumento en los ordinarios, vía presupuesto. A través de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies), las universidades públicas estaban pidiendo un aumento presupuestal de 3.5% para 2019. Sin embargo, tal parece que las instituciones tendrán que esperar porque según el proyecto de decreto prácticamente no considera aumento alguno para las universidades estatales, apenas un 0.3%, lo que en pesos significa algo así de 94 millones de pesos y en cambio sí contempla una asignación de mil millones de pesos para crear las 100 universidades prometidas por AMLO. Y el asunto va aún más allá, pues no solo no hay incremento presupuestal sino que además se contemplan reducciones directas en los recursos para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y para la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), con recortes del 2.6%, 1% y 4.1%, respectivamente, lo que en pesos y centavos representa alrededor de mil 480 millones menos a lo que recibieron en este 2018 (quizá ahí esté el recurso para las 100 universidades que se quieren crear).

Por si fuera poco, todas las universidades públicas tendrán nuevas obligaciones: por un lado se les pide ampliar la matrícula, esto es, la cobertura, pero ¿cómo hacerlo sin más recursos? El gobierno de Peña Nieto también pedía aumentar la matrícula en al menos 166 mil nuevos espacios, pero para ello tendría que aumentar el presupuesto en un mínimo de 8 mil 300 millones de pesos cada año, considerando un costo promedio por estudiante universitario de 50 mil pesos, cantidad que también resulta mínima en comparación a lo que realmente se requiere, sin embargo, no otorgó dicho aumento presupuestal, por lo que tampoco se pudo cubrir la meta, y ahora se pide lo mismo: más estudiantes pero sin aumento de recursos; y, por otro lado, en materia de fiscalización, se les estará pidiendo que la matrícula sea revisada por un auditor externo (eso cuesta también), debiendo informar semestralmente la ampliación en matrícula lograda, así como también se deberá reportar la aplicación y uso de los recursos públicos, información que también deberá de estar puesta a disposición de la sociedad en sus páginas de internet.

De este modo, hay pocas esperanzas de que en el próximo año las universidades logren salir del atolladero en el que se encuentran, si es que los legisladores federales no hacen los arreglos necesarios para que esto no pase.

PARA ADVERTIR
Según cálculos realizados, si los pasados gobiernos federales hubieran estado aumentando el presupuesto para las universidades, al menos en un porcentaje igual a la inflación, la Universidad Autónoma de Nayarit no tendría el problema que tiene actualmente, así lo indicó el rector Ignacio Peña González en entrevista sostenida.


NAYARIT

LO MÁS LEIDO