LOS ESTADOS DEL YO

Autor: Luis Melgar Carrillo

2018-12-30 20:49:58

OPINION


Erick Berne, creador de la corriente de pensamiento denominada Análisis Transaccional, afirma que,después de la segunda dentición, todos los seres humanos emiten tres tipos diferentes de reaccionescuando se comunican con otros. Estas reacciones son producto de grabaciones del pasado. Dos de este tipo de grabacionesse han ido registrando desde antes de su nacimiento, dentro del vientre materno.

Estas categorías de grabaciones las denominó “estados del yo”. Cada uno de estos estados, sonsistemas coherentes de pensamiento y sentimiento, les puso por nombre: “padre, adulto y niño”. Los tres son expresados en todas las etapas de la vida de cualquier persona, sin importar su edad cronológica. Cada uno de estos estados aparece como respuesta en el devenir de cada situación,ante los diferentes estímulos que se vayan recibiendo.

Estas respuestas proyectan reacciones como si dentro de esa persona existiera la misma criatura que fue cuando tenía entre uno y siete años. La realidad es que ese infante si existe, en forma de grabaciones en la masa encefálica de cada persona. En el cerebro de todos existe el reflejo de lo que fueron las experiencias relacionadas con sus propios padres y otras personas mayores, con quienes se tuvo relación en esa primera infancia. También están grabadoslos acontecimientos de sus propias reacciones emotivas.

Más adelante, una persona mayor, inclusive siendo ya un anciano, puede recibir un estímulo que evoca las situaciones que se vivieron en la primera infancia en el momento en que fueron grabadas en su cerebro. El estímulo funciona como cuando se toca un timbre que activa la situación que se vivió en el momento de ser grabada. El estímulo, a manera de timbre, da la respuesta que corresponda a la grabación del pasado.

Cuando un individuo reacciona tal y como lo hizo en el momento de la primera grabación de su primera infancia, está reproduciendo inconscientemente lo que quedó grabado. Pudiera ser que el timbre estimule grabaciones que se originaron del intercambio con los adultos que lo rodearon, en este caso lo que proyecta es el estado “padre”. También pudiera ser que el timbre estimule sus respuestas infantiles asociadas con los sentimientos que se tuvo, producto de sus reacciones emotivas ante los primeros estímulos, entonces se proyecta el estado “niño”. Estas grabaciones corresponden a vivencias de acontecimientos que sucedieron en esas primeras etapas de la vida.

Se le llama “niño” al tipo de respuestas que proyectan grabaciones cuyo origen es la reacción que se tuvo de sí mismo, cuando se era infante,son reacciones producto de su propia persona. Por ejemplo, cuando a una persona adulta se le niega un permiso, como no autorizarle unas vacaciones que solicitaba, es probable que se active un timbre de negación que grabó cuando sus padres le negaron alguna gratificación. Si la persona que grabó su reacción del acontecimiento de su niñez, tuvo un berrinche y reacciona ante su jefe con un berrinche parecido, la respuesta que dio fue consecuencia de haber activado su estado “niño”.

Cuando se trata de grabaciones de experiencias tomadas de estímulos externos que provocaron otras personas, se las denomina estado “padre”. Por ejemplo, en la primera infancia se pudo haber escuchado repetidamente a su papá gritarle a los imprudentes que se pasaban el semáforo en rojo. Si siendo ya una persona adulta observa que otro automovilista también se pasa el semáforo en rojo, y le grita, tal y como lo hizo su papá en el pasado, se ha activado su estado padre.

Tanto las grabaciones del estado “niño”, como las del estado “padre” se produjeron porla repetición de experiencias vividas antes de la segunda dentición, aproximadamente antes delos siete primeros años de vida. Estas grabaciones, corresponden a experiencias que se iniciaron desde el vientre materno y fueron registradas sin ningún tipo de análisis. Fueron experiencias que se grabaron en directo tal y como fueron recibidas.

Los dos primeros estados mencionados proyectan la reproducción de vivencias que se generaron con información registrada de acontecimientos del pasado. Estas vivencias fueron grabadas a través de las experiencias que se tuvieron con personas reales. Son la evocación de sucesos que se registraron en tiempos reales, en lugares reales, mediante acciones reales y con la experiencia de sentimientos también reales. Por tal razón, estos estados no son papeles, sino realidades psicológicas.

A partir de la segunda dentición, las neuronas del cerebro comienzan un segundo proceso de maduración. Con esa maduración el cerebro deja de grabar experiencias en directo, de allí en adelante todas las personas graban sus experiencias tras haberlas sometido a algún tipo de razonamiento.

Las experiencias de la segunda infancia en adelante, corresponden a grabaciones que de alguna forma han comenzado a procesarse de manera razonada. En ese tiempo las neuronas también sufren un segundo proceso de desarrollo. Todo esto sucede alrededor de los siete años de vida. Como se dijo, ese terminar de las grabaciones en directo se va dando en proporción a la maduración del cerebro del pequeño.

El tercer estado llamado “adulto" es diferente, se trata de un proceso de grabación que comienza a partir de la salida de los primeros dientes y continúa durante toda la vida.Cuando la persona estimulada busca como respuesta lo que más le conviene, probablemente está activando suestado "adulto”.

Las respuestas a los timbres pueden ser observadas por una persona que conozca el tema. Cada timbre da respuesta tanto con palabras, como congestos yactitudes,ante cada estímulo recibido. Los diferentes estímulos pueden producir cambios de un estado a otro. El proceso se puede comparar con la experiencia de tratar de oprimir otro timbre. En el diálogo, cualquier interlocutor hábil lo puede hacer cuando detecta que la respuesta obtenida, no conduce a una mejor comunicación. Para seguir con el ejemplo mencionado del timbre, si al tocar uno no se obtuvo la respuesta esperada, pues simplemente toca otro.

NAYARIT

LO MÁS LEIDO