Video: Niño tira escultura y cobran 132 mil dólares a sus padres

Autor: Redacción

2018-06-20 17:15:36

VIRAL

Según el creador de Aphrodite di Kansas City, tardó dos años en realizarla y era su proyecto más ambicioso.


Los padres de un niño de 5 años, en Kansas, enfrentan una multa de 132 mil dólares después de que su hijo “destruyera más allá de la reparación” una pieza de arte que se encontraba en los pasillos de un centro comunitario.

Las cámaras de seguridad del Tomahawk Ridge Community Center capturaron el momento en que el pequeño jugaba y tirara la estatua llamada “Aphrodite di Kansas City”, misma que estaba en exhibición al igual que otras piezas artísticas y cuadros.

El niño sale corriendo y se topa con la escultura, la cual monta y mueve hasta que esta se separa del pedestal y cae al suelo junto con el niño, tras lo cual varias mujeres que se encontraban en el lobby notaron los hechos y llamaron a personal del lugar, reporta ABC News.

Días más tarde, la familia del menor recibiría una carta de la aseguradora de la ciudad de Overland Park, haciendo el cobro por el precio total de la pieza, pues quedó dañada a tal grado que repararla era imposible.

A los padres les cobraron 132 mil dólares.

"

“Ustedes son responsables de la supervisión del niño, fracasaron en monitorearlo y eso puede considerarse negligencia”, decía la carta de la aseguradora.

Sarah Goodman, la madre del niño, asegura que se siente sorprendida además de ofendida porque la llamaron negligente, indicando que están manejando la situación “como si se tratara de un crimen”.

Bill Lyons, artista creador de la escultura, por su parte, dijo que le tomó dos años desarrollar la estatua y que la había vendido por la suma de 132 mil dólares. Él mismo fue quien analizó la pieza después del daño provocado del niño y determinó que no podía repararse.

"

“Está más allá de mis capacidades y deseos de reconstruirla”, dijo.

Si bien la pieza no estaba “permanentemente montada”, sí estaba asegurada en un pedestal con algo de protección y que no era una pieza interactiva que pudiera ser tocada.

“Tenemos otras piezas y no hemos tenido problemas”, dijo Sean Reilly, vocero de la ciudad, “no nos habíamos enfrentado a esta situación, no habíamos tenido niños montando nuestras piezas”.

Sin embargo, Goodman asegura que la escultura debió estar más asegurada y protegida. Reclama que digan que su hijo no estaba siendo vigilado, pues asegura que ella y su esposo estaban fuera de cuadro despidiéndose de amistades que habían visto en una recepción de boda a la que habían acudido.

“Nadie espera entrar a un lugar donde los niños son bienvenidos, y tenerse que preocupar por una obra de arte de 132 mil dólares que pueda caerle encima a tu hijo”, dijo la madre. “Él no la rompió con malicia. Se le cayó encima. No estaba asegurada, no era seguro para nada que estuviera ahí”.

NAYARIT

LO MÁS LEIDO