Salud

Nueva epidemia podría causar 900 millones de muertes

Autor: Redacción

2018-08-01 13:33:23

VIRAL

Durante una simulación en la Universidad Johns Hopkins, el brote de una nueva epidemia tomaría desprevenidos a gobiernos y causaría una enorme mortandad.


El brote de una nueva epidemia, causada por un virus o patógeno moderadamente contagioso y letal, resultaría en un escenario catastrófico de 900 millones de muertes —más del 10 por ciento de la población mundial—, según una simulación llevada a cabo en la Universidad Johns Hopkins.

Clade X es el nombre del virus en la simulación que se llevó a cabo el 15 de mayo en el Centro de Seguridad Sanitaria de dicha universidad, en Washington, y mide la respuesta que las autoridades sanitarias tendrían, en términos de seguridad nacional, ante una posible epidemia.

Dentro de la simulación, el escenario sería el siguiente: hoy en día, una enfermedad respiratoria grave —que llamaremos, justo, Clade X— se presenta en Alemania y Venezuela; poco después, se identifica que ésta es causada por una nueva cepa del virus de la para influenza humana, con elementos genéticos del virus Nipah.

Al parecer, la enfermedad se contagia a través de la tos. Los pacientes infectados presentan los siguientes síntomas: fiebre, tos, confusión y, en algunos casos, una encefalitis que hace que caigan en un coma fatal.

En las semanas siguientes, un grupo extremista que busca la reducción de la población mundial se adjudica la liberación del patógeno y del brote epidémico. Las autoridades verifican que la nueva cepa del virus fue, en efecto, alterado genéticamente, de modo que no hay vacunas conocidas. La presión social inicia luego de las primeras muertes.

La enfermedad Clade X se propaga rápidamente y genera pánico entre la población del mundo al incrementarse el número de casos y muertes. En el lapso de un año, 150 millones de personas mueren por la enfermedad. Si los esfuerzos por producir una vacuna son infructuosos, el número de muertes podría ascender a hasta 900 millones.

La simulación y sus preocupantes resultados se realizaron considerando un virus menos grave y menos contagioso que el SARS —síndrome agudo respiratorio grave, por sus siglas en inglés—, lo cual revela lo poco preparados que estamos frente al brote de un virus desconocido. Tras el experimento, los expertos emitieron una serie de recomendaciones para evitar que, en el caso de que un escenario como éstos se presente, la epidemia tenga los funestos resultados previstos.

* Con información de Business Insider y el Center for Health Security.

NAYARIT

LO MÁS LEIDO