DIÁLOGOS//LA GENERACIÓN DE EMPLEOS

2017-11-13 10:41 pm


Por Juan Alonso Romero






Los tres factores de la producción: tierra, trabajo y capital, enseñados por David Ricardo. Siguen presentes en la economía moderna. Con variantes que se han ido acomodando a los tiempos. Más la difícil tarea para todos los gobiernos, de generar empleos. Empleos formales, con pago de impuestos, seguridad social, derecho a la jubilación, vacaciones, aguinaldo y demás prestaciones. No empleos de la economía informal, donde en muchos casos, se esconden sólidos capitales, disfrazados de puestos callejeros. Con propietarios de varios comercios, que incluso son proveedores de muchos negocios informales.

LOS EMPLEOS FORMALES


Al llegar al último año, el Presidente Enrique Peña Nieto, tiene números para demostrar que en este y otros renglones, su gobierno ha sido exitoso. Pues en el comparativo de la creación de empleos formales, sale muy adelante del sexenio de Vicente Fox y de Felipe Calderón.

Sexenio de Vicente Fox, de diciembre de 2000 a septiembre de 2005. Se generaron 336,740 empleos formales.

Sexenio de Felipe Calderón de diciembre de 2006 a septiembre de 2011. Se generaron 1, 334,337 empleos formales.

Sexenio de Enrique Peña Nieto de diciembre de 2012 a septiembre de 2017. Antes de un año de que culmine su mandato, se generaron 3, 133, 980 de empleos formales.

Superando al sexenio de Vicente Fox con 2 millones 797 mil 240 empleos formales.

Superando al sexenio de Felipe Calderón con 1 millón, 799 mil 643 empleos formales.

EL BIENSTAR PERSONAL Y FAMILIAR

Es bien cierto que cuando el estómago está lleno, el corazón está contento. Por esa misma simple razón, es el empleo el bienestar de bienestares para el individuo, la familia y la sociedad. Porque se puede llevar el pan a la mesa, la moneda al bolsillo. Se tiene además capacidad de afrontar los momentos alegres y los difíciles de la vida.

Es además el empleo, la mejor bendición para combatir:

-Hambre.

-Marginación.

-Pobreza.

-Injusticia.

RESTAURAR EL TEJIDO SOCIAL

La mejor técnica para restaurar al tejido social, resulta ser la generación de empleos. Que conlleve aparejada, una más justa distribución de la riqueza. Un enorme freno a la impunidad y cero tolerancias a la corrupción. Para lograr crecimiento y desarrollo económico.

NEWSLETTER

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

EDICIÓN IMPRESA

Descarga la versión impresa en formato PDF.

SÍGUENOS

Visita nuestras redes sociales y mantente informado

© MERIDIANO 2016, todos los derechos reservados