#Viral

Piñatería Ramírez lo vuelve a hacer: Feministas radicales enfurecen por unas ingeniosas piñatas 

Esta piñatería ha llevado el arte mexicano de hacer piñatas al extremo, al punto de hacerse conocidos mundialmente, puesto que en su página de Facebook con más de 150 mil seguidores tienen comentarios en todos los idiomas

Sábado 14 de Marzo de 2020

Reynosa.- Hace unos días una piñatería de Reynosa, mejor conocida como “Piñatería Ramírez”, se hizo viral de nueva cuenta en la plataforma social Facebook por sus peculiares modelos de AMLO con su avión presidencial, el coronavirus con un peculiar chinito en el centro bastante parecido al personaje de TV Azteca “Tachidito”, de feministas radicales como las que dañaron monumentos y lanzaron bombas “molotov” y de la polémica youtuber antifeminista conocida como “La Mars”

No es la primera vez que esta piñatería con sus atrevidos diseños salta a la fama, hacen toda clase de diseños habidos y por haber, no hay límite para esta piñatería: “al cliente lo que pida”.

Han realizado modelos de todo tipo: desde las caricaturas infantiles del momento, diseños para “adultos” para despedidas de solteros y solteras, famosos y celebridades, políticos, dictadores, botellas de alcohol, temáticas futboleras, superhéroes, personajes de películas de terror, narcotraficantes, personajes de Chespirito, videojuegos, etcétera. 

Esta piñatería ha llevado el arte mexicano de hacer piñatas al extremo, al punto de hacerse conocidos mundialmente, puesto que en su página de Facebook con más de 150 mil seguidores tienen comentarios en todos los idiomas. 

Cabe destacar que Thalía hace algún tiempo, cuando se hizo viral en el año 2018 por sus historias de Instagram por el “¿me oyes, me escuchas?”, esta piñatería no perdió la oportunidad y le hizo una piñata. Tan así que la mismísima Thalía adquirió su propio modelo y posó con ésta para una foto para sus redes sociales que se hizo viral. ¿Lo recuerdan? Ella se lo tomó como debería tomarse una inofensiva piñata: con humor. 

La semana pasada la piñatería lo hizo con el coronavirus, trajo comentarios de cibernautas por parte del gigante asiático alegando que su modelo del coronavirus era racista, ofensivo y xenófobo. Sin embargo, muchos mexicanos les contestaron a estos asiáticos que en México todo se toma con humor. Habiendo una pandemia mundial, ¿qué prefieres, llorar y sentirte mal, o reírnos un rato de nosotros mismos y nuestras desgracias? 

En fin, esta semana por todo el “hype” del Día Internacional de la Mujer con todo y sus marchas, su paro nacional el lunes 9 dio mucho de qué hablar y se convirtió en el tema de la semana habiendo toda clase de opiniones en redes, todas respecto al tema, no se hablaba de otra cosa. ¿Qué hace Piñatería Ramírez? Crea unas peculiares piñatas con el modelo de feministas radicales, una con un feto en la mano y en la otra con lo que parece ser una bomba molotov, o lata de pintura. 

El simpático modelo de AMLO y del coronavirus quedaron ignorados ante polémicos diseños de las feministas por una “ciber” turba iracunda de feministas radicales enojadas, diciendo que no era gracioso, que promovían la violencia a la mujer, y un sinfín de comentarios en contra del negocio. Se llenó de spam, con malas recomendaciones que claramente eran falsas, así que la piñatería sin perder su encanto respondió de una forma graciosa a todas y cada una de sus acusaciones, su principal argumento fue: “En Piñatería Ramírez sólo se promueve la violencia hacia las piñatas”, algunas “usuarias” decían que el dueño era un machista misógino, sin embargo la página respondió que la dueña era también una mujer, y que no solamente se realizaban modelos de mujeres, sino de hombres y lo que quisieran. 

¿Qué opinas?, ¿crees que la sensibilidad de la gente de internet está llegando a extremos inimaginables o simplemente tenemos que erradicar cualquier tipo de burla u ofensa hacia alguno o varios grupos sociales? 
 




® Meridiano.mx es diseñado, operado y producido por la compañia ® SOCIALES.TV
® Meridiano.mx es una marca registrada. Todos los derechos reservados. El fin justifica a los medios J.L.D.A