La pandemia rumbo a Qatar 2022

0
284

Por Diego Mendoza

Más de dos años han transcurrido desde el primer brote del virus SARS-CoV-2, las relaciones humanas han cambiado; impera la distancia y el aislamiento social, aunque la nueva “normalidad” comienza a ser más permisible, de tal manera que los megaeventos resurgen nuevamente.

Conciertos, ferias de tecnología, conferencias, expos, eventos deportivos entre otros comienzan a resurgir con modelos híbridos o completamente presenciales con capacidades limitadas, otros casos se ven un lleno total en los eventos, pese a que la epidemia continúa y recientemente vivió una de sus etapas más críticas, pero menos letal.

Las Olimpiadas de Tokio, fue uno de los eventos que más expectativa causó, ya que concentraría a miles de atletas de todo el mundo, Japón estuvo supervisado por los ojos de propios y extraños, la posibilidad de contagios masivos estuvo latente en todo momento, sin embargo y pese al aumento de medidas sanitarias, el evento no terminó en saldo blanco ya que se registraron aproximadamente 150 contagios, la mayoría en un punto donde Japón vivió uno de los momentos más álgidos de la pandemia; dentro de los afectados se encontraron funcionarios oficiales y contratistas, pero la cifra total proporcionada por el comité no incluyó a los atletas y oficiales de equipos olímpicos que dieron positivo en los campos de entrenamiento previos a la competencia, según los informes oficiales presentados por el comité de los juegos.

Hoy, estamos cerca de otro megaeventos deportivo, la Copa del Mundo de la FIFA de Qatar 2022, que se celebrará del 21 de noviembre al 18 de diciembre, y tiene como objetivo dejar un legado para el deporte y la salud a otras naciones que acojan futuros megaeventos.

El Estado de Qatar ha adoptado medidas estratégicas y de alto nivel, de manera estrecha con la OMS y la FIFA, llevarán a cabo actividades conjuntas para situar la promoción de la vida sana, la seguridad sanitaria y el bienestar físico y mental en el centro de la Copa del Mundo. Para ello, la alianza se centra en tres pilares con miras a lograr “Una Copa del Mundo 2022 saludable – Crear un legado para el deporte y la salud”:

Pilar 1: Comunicaciones para aumentar la concienciación y la visibilidad del programa.

Pilar 2: Promoción de la salud centrada en la actividad física y la nutrición, así como sus vínculos con la salud mental y otros temas como la prevención del tabaquismo.

Pilar 3: Seguridad sanitaria para garantizar la protección de la salud en las concentraciones masivas y en los eventos de la Copa del Mundo mediante la prevención de riesgos y peligros para la salud.

Esta alianza posicionará a la World Cup Qatar 2022 como un ejemplo de logros y legado, ya que las intervenciones sanitarias y deportivas seguras proseguirán tras la Copa. Las lecciones que se aprendan de esta experiencia buscarán generar conocimientos que Qatar pueda compartir con los países anfitriones de futuros megaeventos. Con vistas a un programa a más largo plazo, la OMS reunirá a diversos asociados para identificar otras oportunidades en torno a los principios comunes de la salud para todos, la seguridad y la protección.

A estas alturas la enfermedad ha superado los 417 millones de contagios en todo el mundo y ha cobrado la vida de más de 5 millones 848 mil personas, pese a esas cifras la vacunación global no ha parado y se han administrado cerca de 10 mil 257 millones dosis para mitigar los efectos de la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí