«Atrás quedó la época en que ser gay era un pecado»

Hace 30 años mostrar preferencias sexuales diferentes era peligroso, todos te marginaban... e incluso cuando nos vestíamos de mujer los policías nos acosaban, recuerda Brasilia quien hoy agradece la seguridad y respeto que se brinda a la comunidad LGBTTTIQ+.

0
242

“Hace treinta años ser gay era un pecado, si revelabas tus preferencias sexuales, tus padres, tus hermanos y la sociedad en general te rechazaban, se burlaban de ti, te despreciaban y en ocasiones te corrían hasta de la casa”, declaró en entrevista el señor Ramiro Herrara.

“Brasilia”, como se le conoce en el municipio de Tuxpan reveló que en la actualidad cuenta con 56 años de edad y asegura que él desde pequeño definió sus preferencias sexuales: “desde que era pequeño yo tuve preferencias sexuales diferentes, pero en mi tierra natal, en Tuxpan Nayarit, hace 30 años decir que uno era gay era muy peligroso, porque la gente, la sociedad, todos te marginaban, todos te señalaban, todos te veían cómo animal raro, pero ahora todo es diferente, ahora ya no hay tanta marginación social en perjuicio de nosotras, ahora sí se respetan los derechos humanos de las personas que tenemos gustos y preferencias sexuales diferentes”. 

“Brasilia”,  reveló que hace menos de 15 años en el municipio de Tuxpan, los transexuales eran víctimas de abusos de autoridad por parte de los policías municipales de esta cabecera municipal: “antes yo me vestía de mujer, pero cuando salía a las calles de Tuxpan los policías me seguían, me asustaban y en ocasiones me querían quitar mi dinero, pero eso era antes, porque antes yo me dedicaba a la prostitución, para que más que la verdad, para qué le voy a mentir, pero ahora ya soy una mujer honrada, ahora me dedico a trabajar de manera decente, pero además ahora con el nuevo presidente municipal de Tuxpan a todos nos respetan”.

Sin embargo, antes de dar por terminada la entrevista, “Brasilia”,  pidió a la sociedad en general que no agredan a los seres humanos que pertenecen a la comunidad LGBT: “porque nosotros a pesar de nuestras preferencias sexuales no dejamos de tener sentimientos, no dejamos de sentir, pero aparte de eso somos hombres y mujeres que respetamos a quienes nos rodean, somos hombres y mujeres trabajadores, productivos, entonces consideramos que merecemos respeto, porque si nos tratan con respeto, los trataremos con respeto, pero si nos ofenden, pues nosotros también los trataremos con respeto”, aseguró el entrevistado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí