Mató la pandemia ventas de cuaresma

“Ya no es como antes que se esperaba Cuaresma con anticipación de esta semana de Miércoles de Ceniza, ya no, todo va quedando en el olvido a pesar de mantener nuestros precios ni así repuntan las ventas”, dijo Martha Rivera, locataria del mercado Juan Escutia.

0
628

Desde que inició la pandemia por el Coronavirus en 2020, la Cuaresma dejó de ser anhelada por expendedores de mariscos, no volvió a ser una temporada alta para las ventas debido a la crisis económica que ha generado la emergencia sanitaria.

Un punto de venta de mariscos que es referente en la capital es el mercado Juan Escutia, aquí, Meridiano de Nayarit charló con locatarios, como Martha Rivera, de Pescadería Rivera, quien dice que el ambiente en el mercado es triste por la situación que se vive, “ya no es como antes que se esperaba Cuaresma con anticipación de esta semana de Miércoles de Ceniza, ya no, ya todo va quedando en el olvido a pesar de mantener nuestros precios, la verdad es que ni así repuntan las ventas, vea usted, voltee y vea los locales, semivacíos y no se alcanzan a concretar las ventas, ni aun así, es bastante preocupante”.

Insiste la locataria en que la economía no es la mejor, “haga de cuenta que con tanta crisis económica ya comen lo que tienen en su casa, lo que hay, muchas personas dicen no ahorita el pescado es un lujo, no es un lujo porque también tenemos económico y de todo un poco, pero pues a veces no dinero como para solventar los gastos que generan la pandemia y todo eso ha propiciado que bajen mucho las ventas, con decirle que a veces no se tiene ni les alcanza para comprar el pescado económico”.

Juana González, por su parte, dice que el alto precio no debe ser un argumento de los consumidores, “el producto está en el mismo precio, ya estamos preparados, no vamos a batallar  por escasez de pescado, primeramente Dios vamos a contar con el pescado para la gente que así lo requiera y que venga a consumir su pescado de cuaresma, tenemos para todos los bolsillos, hay desde el más económico, hasta lo que es el pescado de primera calidad que la gente también come y busca en esta temporada, como lo son los filetes, la mojarra, el constantino, que son los más buscados”, dice la señora muy optimista aunque sabedora que la temporada dejó de ser buena, buena como antes de la pandemia.

María Natividad Zúñiga Rentería, propietaria de la Pescadería del Pacifico, dice que, “producto sí hay y no es muy costoso, por ejemplo, la lisa está a 70 pesos el kilo, el constantito a 100 pesos el kilo, las mojarras a 90 pesos el kilo, y aparte de, como le dijera, yo pienso que es lo mejor en nutrición y la alimentación, los productos del mar y pues la repito sí se ha notado mucho la crisis”, comentó, al tiempo que hace un llamado a las familias para que consuman local y con calidad, además que espera recuperarse en términos económicos tras muchos meses de no pasarla bien.

La situación en general para los locatarios de este mercado municipal es complicada, pero son los vendedores de pescado y mariscos los que refieren crisis y desánimo, frente a la temporada de Cuaresma que tradicionalmente era una excelente temporada para sus ventas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí