Armando Ramos, un guerrero de la música

“Mi fuerte es el romanticismo, el bolero, la balada, de ahí me he sostenido porque con música se reconquistan parejas que están peleadas, los haces llorar, los haces reír, los haces bailar”, dijo el guitarrista.

0
250

Nacido en Morelia, Michoacán, pero nayarita ya por adopción, ha vivido en Tepic por 30 años, es Armando Ramos Jiménez, un trovador incansable, un hombre hizo de la música su vida y el sustento para él y su familia.

Meridiano charla con él, es una agradable entrevista, llena de anécdotas que se tornan interminables. El artista dice que durante toda su vida se ha dedicado a la música, “desde niño yo apreciaba cómo cantaba y declamaba mi papá y por eso, a la edad de cinco años empecé a tocar la guitarra”, recuerda nostálgico.

“A mí me tocó nacer en la ciudad de Morelia, pero tengo más de 30 años radicando aquí en Tepic, pero fue allá en Morelia donde empecé a tocar en los camiones y después me integré a un grupo de Rock, pero llegando a Tepic me invitaron a tocar en un café restaurante como fue el Pat Pacs, después me aventé 20 años tocando en el restaurante vegetariano Quetzalcóatl, además amenizo fiestas, convivios, lunadas  y todo tipo de fiestas familiares y privadas”.

De acuerdo a lo declarado por Armando Ramos, como trovador y logra activar los sentimientos de quienes lo escuchan, “mi fuerte es el romanticismo, el bolero, la balada, de ahí me he sostenido porque con música se reconquistan parejas que están peleadas, los haces llorar, los haces reír, los haces bailar, definitivamente con la música logras adentrar al ser humano en diferentes estados de ánimo”.

Antes de concluir la entrevista, Ramos Jiménez agradeció el apoyo que la sociedad tepicense a lo largo de 30 años le han brindado, “agradezco a toda la gente que me ha apoyado, pues cuando canto en restaurantes o con la gente que me ha contratado, trato de dar lo mejor de mí para con ellos, invito a la sociedad en general para que apoyen a sus músicos porque cuando te dedicas al cien por ciento a la música, la cosa no está tan papita, muchas veces te dicen que como músico te vas a morir de hambre, así que hay que luchar por tus sueños, porque a veces la situación es muy difícil, pero Dios nos ayuda para salir adelante, en la música hay veces que la situación económica está muy cruel, es más; a veces hay que entrar hasta a los mercados para que salga para el chivo, pero aquí andamos echándole ganas, como guerrero de  la música”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí