Llega Silvia Mercado de Ucrania a Nayarit

La travesía la tuvo que hacer sin su esposo Denis, quien tuvo que quedarse en Ucrania porque un decreto del presidente Volodimir Zelenski obliga a que las personas de sexo masculino de 18 a 60 años se enlisten en el ejército para eventualmente participar en la guerra.

0
878
Silvia y su hija fueron recibidas con abrazos de sus familiares al son del mariachi que las esperaba en el aeropuerto. | Foto: 8NTV

Por Arianna Olvera

Desde hace un mes Silvia Cristina Mercado,  nayarita que radicaba en Járkiv, Ucrania, comenzó a documentar su día a día en medio de bombas, armas de fuego y amenazas del gobierno ruso para ocupar la región; fue hace poco más de una semana que inició su peregrinar para volver a México, y por fin este miércoles 16 de marzo llegó a Tepic con su pequeña hija, buscando el abrazo de su familia qué la recibió con mariachi.

“Ya estoy aquí con mi gente con mi familia, nos falta Denis, agradecer a México, a Relaciones Exteriores, al gobierno de Nayarit, porque si no otra vez me salvó la vida. Es una guerra y se tiene que decir con todas sus letras, están destrozando el país, prácticamente en ese avión, fuimos testigos de esa guerra y que no se minimice, anoche desperté por un sonido en la Ciudad de México porque pensé que era una bomba, es algo muy feo vivir así” fueron las primeras palabras de Silvia Cristina en las afueras del aeropuerto Internacional de Tepic.

La travesía la tuvo que hacer sin su esposo Denis, quien tuvo que quedarse en Ucrania porque un decreto del presidente Volodimir Zelenski obliga a que las personas de sexo masculino de 18 a 60 años se enlisten en el ejército para eventualmente participar en la guerra. Pese a ese dolor y angustia, ella y su hija ya están con los suyos.

“El primer día no lo creíamos, fue algo horrible pero no creímos que fueran bombas; mi esposo se fue a trabajar y regresó, cerramos ventanas, él las selló, y cuando tuvimos que venir él dijo que no sabía cómo iba a hacer para apoyarnos en la casa yo le dije que no se preocupara que yo me hacía cargo”, relató Silvia sobre la situación de su esposo.

A partir de este momento, su objetivo es estar bien psicológicamente, buscar trabajo para salir adelante con su hija, mientras espera buenas noticias para volver a estar con Denis.

“Muchas gracias por todas su oraciones, yo soy creyente pero Dios me trajo en sus brazos, fue una semana completa viajando para salir de la ciudad, atravesé todo Ucrania y donde se refugiaron pero no quieren salir, ellos siguen ahí cuando llegué a Bucarest con ayuda de la embajada ha sido una cadena de ayuda”, dijo.

Hoy, los abrazos, los sombreros y las flores reemplazaron por completo al sonido de las bombas, disparos y sentimientos de miedo. Hoy, la hija de Silvia no olerá nuevamente la pólvora, ni sabrá  del estallido de un arma, conocerá el amor de su familia nayarita y de la oportunidad que les dio la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí