Es libre como el viento y apasionada como el fuego

“Mi vida es normal como la de cualquier mujer, las críticas y descalificaciones no me preocupan, el desprecio no me quita la paz, vivo feliz conmigo misma señaló Irlanda.

0
464

Su pelo largo y ondulado lo acaricia el viento que corre de norte a sur en la avenida México. El acceso principal del Congreso del Estado está apenas a unos metros, la veo a la distancia y ella se encamina hacia donde estoy, al pasar sonríe y en segundos creo que puede ser una buena historia.

Viste blusa azul con vivos blancos y un entallado pantalón de mezclilla, la dama es de aproximadamente un metro 65 centímetros de estatura, tez morena clara, cubre sus ojos con lentes oscuros.

La joven mujer accedió a nuestra petición  de ser entrevistada y contar su historia.  Revela de entrada que es transexual y nació en el municipio de Tuxpan, Nayarit, que a través de los años aprendió a vivir y ser feliz con ella misma.

Dijo llamarse Irlanda Jiménez y aseguró que como transexual lleva una vida normal, “mi vida es normal como la de cualquier mujer, las críticas y descalificaciones no me preocupan, el desprecio no me quita la paz, vivo feliz conmigo misma; a través del tiempo aprendí a vivir, soy lo que soy porque me gusta ser mujer y disfrutó mucho a los hombres, pero también soy una mujer responsable y trabajadora”, aseveró.

Irlanda Jiménez aclaró que ella como mujer no acostumbra a enamorarse de los hombres, “porque ellos no van a estar conmigo por mi cara bonita, eso de antemano yo lo sé, yo sé que ningún hombre se va a quedar conmigo, pero a pesar de todo es bonito disfrutar, me gustan  los hombres pero yo no me enamoro, vivo solamente el momento y no me enamoro porque enamorarse es compromiso y la verdad yo como mujer soy ajena a los compromisos, no me gustan los compromisos, soy una mujer muy libre, hago lo que quiero y no me gusta estar atada a una persona que me limite o que quiera imponerme reglas, las cadenas emocionales no van conmigo, te repito soy libre y quiero seguir siendo libre”.

Al cuestionarle, cómo era como hija, Irlanda nos cuenta que, “de mi infancia hay tristes recuerdos,  pero yo no pedí nacer así, mis padres través de los años lo entendieron, yo ya los perdone, para ellos mis respetos y mi cariño y estoy con ellos siempre que me necesitan, hay recuerdos tristes de mi infancia, pero la tristeza yo la cambio por la alegría de vivir, porque estoy viva y eso se lo agradezco a Dios y a mis padres, ellos me dieron la vida y Dios me ha ayudado a conservarla, pero te repito, como mujer soy feliz pero libre como el viento y apasionada como el fuego”.

Antes de concluir la entrevista, Irlanda Jiménez especificó que como mujer es capaz de amar y respetar a su pareja, “pero él también debe de ser honesto conmigo, mi hombre debe de ser alto y fuerte, trabajador, honesto, cariñoso, apasionado y si quiere vivir conmigo solamente pido que me entienda, que me comprenda,  que me trate como a una mujer, que me consienta, que me  respete y me valore porque yo como mujer me entrego toda y soy muy mujer en todos los sentidos de la palabra y  lo doy todo, pido lo mismo, pero te repito, soy libre como el viento y los compromisos no me agradan”, reiteró finalmente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí