Como cada año este primer domingo de abril se realizará el cambio de horario (aunque por costumbre unos lo hacen el sábado), medida que entró en vigor en 1996, durante el gobierno de Ernesto Zedillo, a través de un decreto que fue publicado por el Diario Oficial de la Federación (DOF), en el cual se estableció “el horario de verano”, con el objetivo de ahorrar energía eléctrica mediante un mejor uso de la luz natural.

En este decreto se establecieron diferentes horarios en función de las necesidades de cada región del país, hogaño, en gran parte del territorio nacional se aplica la hora del meridiano 90°, mientras que 33 municipios fronterizos de Sonora y Quintana Roo que desde el 2015 dejó de implementarlo; en el norte del país suelen aplicarlo unas semanas antes que el resto del país, porque están sincronizados con el cambio de horario de Estados Unidos.

El primer antecedente del horario de verano es en 1916 en Alemania, los países aliados y sus zonas ocupadas durante la Primera Guerra Mundial. Poco a poco se sumaron más naciones europeas, en 1918 la medida llegó a Estados Unidos; desde entonces se han producido ajustes y revocaciones.

Pero, en septiembre de 2018, la Comisión Europea propuso acabar con el cambio de hora en 2019 tras una encuesta pública que recabó un número récord de respuestas (4.6 millones) y que reveló que mayoritariamente (un 84 %) los ciudadanos europeos quieren terminar con esa práctica.

En ese mismo año diferentes estudios indicaron que el ahorro de energía por el cambio horario es mínimo mientras que aumentaban las quejas de los ciudadanos por sus efectos negativos para la salud.

El Parlamento Europeo votó para acabar con el cambio de hora a partir de 2021 y permitir que cada país decidiera aplicar el horario de verano o de invierno; con 410 votos a favor, 192 en contra y 51 abstenciones, se logró, aunque estaba previsto que esta decisión se aplicara ese año, no fue efectiva al no haber un acuerdo con el Consejo, donde están representados los Estados miembros.

En México, la UNAM ha explicado en diversos estudios como esta medida perjudica en gran medida a personas con trastorno de sueño, principalmente durante los primeros días del cambio.

Hace dos años, el Presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó que solicitó a la Secretaría de Energía (SE) un dictamen técnico sobre los ahorros que tiene el cambio de horario el país, hoy el mandatario federal mencionó “se habló de ahorros, pero no se demostró de que realmente se ahorrara en energía eléctrica, ahora queremos ver si existen esos ahorros y exponerlos”, y dependiendo de sus resultados, se considerará hacer un cambio en este programa.

“No vamos a modificar nada hasta que no tengamos un dictamen”, comentó hace dos años, hoy en día, ya se tiene un análisis muy adelantado, por lo que pedirá que se presente

“Ya tenía bastante trabajado un estudio la secretaria de Energía, Rocío Nahle. Voy a preguntar cómo está, y tendría que participar el secretario de Hacienda, (Rogelio Ramírez de la O) tendría que estar la secretaria de Medio Ambiente (María Luisa Albores), la secretaría de Salud, entre todos resolver a partir de datos de elementos, de cifras y de impactos en lo social y en lo económico, pero sí vamos a atenderlo”, explicó.

“Vamos a actuar así, con apego a lo que nos digan los técnicos, los especialistas, pronto vamos a dar a conocer aquí esos resultados”, agregó.

El jueves 31 de marzo, los legisladores de la Cámara de Diputados someterían a análisis el derogar los artículos 4 al 7 de la Ley del Sistema de Horario en los Estados Unidos Mexicanos, por la iniciativa que presentara la diputada perredista Olga Luz Espinosa, la cual se suma a la anterior hecha por el petista Gerardo Fernández Noroña, el cual inscribió el 17 de marzo para cancelar el cambio de horario cada primer domingo de abril; tanto ese día como el 31 de marzo  no se tocó el tema, pese a estar en la orden del día de la sesión.

Ambas propuestas resaltan las afectaciones de salud que propicia el nuevo horario como somnolencia, trastornos alimenticios y digestivos, dolor de cabeza, nerviosismo y falta de descanso reparador.

En lo que son peras o son manzanas, el domingo 3 de abril se realizará el cambio de horario, una vez más, mientras los legisladores de la Cámara de Diputados mueven el dialogo para la próxima semana; por lo pronto, la ciudadanía volverá a ajustar sus relojes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí