Echevarría, Murrieta y El Toro

La corrida del próximo 21 de abril, por el 50 aniversario de Grupo Álica, se realizará luego de muchos años de ayuno para los aficionados nayaritas: El Juli, El Conde y El Galo con toros de Begoña harán vibrar el coso de Ciudad del Valle.

0
930

Por Arturo Guerrero

Entre la fiesta de toros y la política hay muchas similitudes: en ambos escenarios se construyen grandes amigos, “aunque hablar de toros y de política es bastante complicado, nunca llegas a un acuerdo”, dice Antonio Echevarría Domínguez al periodista Heriberto Murrieta, con quien charla en torno a la corrida de toros, que en el marco de los 50 años de Grupo Álica tendrá lugar el próximo 21 de abril.

La corrida se realizará en la Monumental Plaza de Toros de Don Antonio, el mismo escenario que el 22 de abril de 1988 bendijeran el entonces Arzobispo Primado de México, Ernesto Corripio Ahumada y el Obispo de Tepic, Monseñor Alfonso Humberto Robles Cota, ambos fallecidos: “Ellos fueron los primeros que le dieron la primera vuelta al ruedo, junto con mi papá que de la impresión le reventó la úlcera”, recuerda exacto y con especial nostalgia, porque ya en la inauguración formal del 8 de mayo de 1988, con el cartel que encabezaron Gerardo Trueba, Miguel Espinoza y César Pastor, no pudo estar su padre a causa de su estado de salud; “era su máxima ilusión, yo lloré, todavía me acuerdo”.

Habla orgulloso de la corrida por el 50 aniversario del Grupo Álica que él fundó; le otorga todo el crédito a su hijo Antonio, dice que le pidió hacerse cargo del cartel, y que luego de apoyarse en amigos como Alfredo Ríos El Conde, le comunicó que estaba amarrado un cartel de lujo que lo encabeza El Juli, junto con El Conde y El Galo, con seis toros de Begoña.

Don Antonio Echevarría Domínguez y Heriberto Murrieta compartieron su pasión por la tauromaquía.

Le pregunta Heriberto Murrieta qué representa para él, en estos tiempos donde hay políticos y empresarios que prefieren voltearle la espalda a la fiesta de los toros, que él lo siga haciendo: “yo estoy convencido que la fiesta de los toros, la charrería, los gallos y las carreras de caballos son parte de nuestra cultura, es parte de nuestras tradiciones y costumbres… mi hijo cuando fue gobernador decretó como patrimonio cultural de los nayaritas la fiesta de los toros, la charrería, las peleas de gallos y carreras de caballo, estamos dentro de ese decreto y honrando nuestras tradiciones… La fiesta brava es, además de arte, es valor, tradición y parte de nuestra cultura”.

Le cuenta Echevarría a Murrieta: “yo recuerdo a don Adolfo López Mateos en la segunda barrera de la Plaza México aventando cojinazos a Garza; ya ves que era el ave de las tempestades, es uno de mis ídolos. Mi papá tenía la colección de la revista Sol y Sombra, desde la primera revista hasta la última, un aficionado de México le habló y le dijo ‘le doy un Lincoln 51 convertible por la colección’ y no la quiso dar”, recuerda con nitidez.

La corrida del próximo 21 de abril se realiza luego de muchos años de ayuno para los aficionados nayaritas, vuelve con gran nivel, con El Juli, El Conde y El Galo, que harán vibrar el Coso de Ciudad Del Valle, en honor al 50 aniversario de Grupo Álica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí