Despiertan a nayaritas del «sueño americano»

Más de 920 nayaritas han sido repatriados en lo que va del año. 20 de ellos menores de edad que viajaban sin acompañamiento.

0
549

Más de 440 nayaritas despertaron del sueño americano el pasado mes de marzo. Así lo confirmó el Instituto Nacional de Migración (INM) a través de un informe en el cual revela que tan solo los primeros tres meses del año, 921 originarios de esta entidad han sido deportados por las autoridades de Estados Unidos.

De acuerdo con especialistas como el Dr. Abel Gómez Gutiérrez, Nayarit es una entidad con gran tradición migratoria que data desde 1917, cuando se generó gran infraestructura de transporte ferroviario que permitió a los nayaritas y otros ciudadanos de occidente trasladarse al país del norte; consolidándose con los años como destino favorito el Estado de California y la ciudad de Los Ángeles.

Diversos estudios destacan al programa “bracero” como uno de los principales impulsores de la migración mexicana a Estados Unidos. La garantía de trabajo seguro y prosperidad promovió más una cultura de migración principalmente en las zonas rurales de la entidad, cuyos ciudadanos no duraron en dejar su tierra para trabajar las de alguien más.

Desde entonces, miles de nayaritas han arribado al país de las barras y las estrellas, mientras que otros han sido repatriados. Tan solo el pasado mes de marzo se registraron 445 deportaciones, cifra que en el reporte histórico del INM solo se compara con lo informado en el mes de octubre de 2013, cuando 453 paisanos regresaron a la entidad.

La mayor parte de las deportaciones del último trimestre, corresponden a hombres con un registro de 867 repatriados, mientras que mujeres solo se reportaron 54. No obstante, un dato a destacar es el hecho de que 25 menores también fueron deportados durante los meses de enero, febrero y marzo, 20 de ellos sin compañía adulta al momento de la detención.

Si algo queda claro es que sin importar edades, cientos de nayaritas aún creen en el sueño americano, por el cual no les importa arriesgar su vida en los desiertos, ríos o “clavos” en el que los polleros suelen sortearlos bajo la promesa de un mejor futuro. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí