La corrupción, tercer problema en el Estado

De acuerdo con la encuesta del INEGI, 84 de cada 100 personas ven con frecuencia hechos de corrupción en los cuerpos policiacos, mientras que el segundo lugar de las instituciones percibidas como corruptas son los partidos políticos.

0
149

La corrupción es el tercer problema más grave que aqueja a los nayaritas, así lo reveló la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en la cual los ciudadanos mayores de 18 años o más señalan los principales inconvenientes que perciben en su entidad.

De acuerdo con la encuesta, el 49.3 por ciento de la población le otorgó la medalla de bronce a la corrupción dentro de la infame lista; destacando que 9 de cada 10 los encuestados percibe el accionar corrupto como frecuente y muy frecuente en la entidad.

La respuesta de los gobiernos ante esta situación ha sido clara: tanto la federación, como el estado y los propios ayuntamientos han emprendido una feroz lucha anticorrupción, a través de informes de transparencia y denuncias formales.

Sin embargo, la corrupción no necesariamente es percibida hacia funcionarios gubernamentales. De acuerdo con la encuesta del INEGI, 84 de cada 100 personas ven con frecuencia hechos de corrupción en los cuerpos policiacos, mientras que el segundo lugar de las instituciones percibidas como corruptas son los partidos políticos.

Por otra parte, la tasa de población que tuvo contacto con un servidor público y experimentó al menos un acto de corrupción es de 15 mil 439 ciudadanos por cada 100 mil habitantes. En cuestión de trámites, en los que la población tuvo contacto con algún servidor público y experimentó al menos un acto de corrupción se eleva la tasa a 24 mil 257 por cada 100 mil habitantes.

La corrupción llega a ser percibida como un problema cultural y siguen vigentes frases como “el que no tranza, no avanza”, que se mantienen en el imaginario social. Prueba de ello, es que la propia encuesta revela que el 71.8 por ciento de las empresas en Nayarit considera que accionar de forma corrupta funciona para agilizar trámites.

De cada 100, el 45.5 por ciento de las unidades económicas afirman que los hechos corruptos se generan para obtener licencias o permisos. Así mismo, la tasa de generadoras de empleo que afirman haber sido víctimas de corrupción es de 432 por cada 10 mil unidades económicas.

No obstante, el gasto de las empresas en estos hechos ilícitos parece ser bajo, ya que se estima que en 2020, el costo promedio por cada unidad económica derivados de incurrir en actos de corrupción fue de 3 mil 259 pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí