Breverías | Carrancistas

0
155

El nombre propio define la autoestima y la relación con los padres. El gentilicio, nuestro nombre colectivo, también. Nosotros estuvimos a punto de tener uno de pena ajena. Si no hubiera sido por la sensatez de un hombre seríamos carrancistas, pues los lisonjeros de la época propusieron en 1917 que el Territorio de Tepic, al convertirse en estado, llevara el nombre de Venustiano Carranza. El Presidente rechazó la distinción y apoyó el proyecto de honrar la memoria del jefe cora que resistió, vivo y muerto, la conquista española. Por eso somos nayaritas. Gracias a nuestros padres fundadores por el gentilicio sonoro y poético heredado, gracias por mostrarse sordos a la alabanza de los que ascienden en el poder a golpes de incienso. Ingratos, casi olvidamos el aniversario luctuoso de Venustiano Carranza este sábado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí