En definitivo | La amenaza naranja

0
774

Hace un mes, los engranajes de la principal oposición política en Nayarit se movieron de forma inesperada. Las redes sociales anunciaron la renuncia de la excandidata a la Gubernatura de la alianza “Va Por Nayarit”, Gloria Núñez Sánchez al partido que la postuló Acción Nacional y así sumarse a las files del prometedor Movimiento Ciudadano.

Una transición importante que a las pocas horas pareciera tuvo respuesta dentro del cabildo de Compostela, municipio que fuera gobernado por Núñez Sánchez, el cual ahora administrado por la alcaldesa Romina Chang Aguilar advirtió que la hacienda pública fue afectada por más de 128 millones de pesos; anunció que más de un malpensado vinculó directamente con lo político electoral como un buen “gancho” de Morena a su principal rival de las últimas elecciones. 

Sea como sea, este cambio deja dudas sobre el costo beneficio que significará para el partido naranja está adhesión que ha levantado voces negativas en quienes se especializan para entender la política.

La razón es clara, el movimiento naranja alcanzó su grado de principal oposición en Nayarit durante las últimas elecciones, ante la desilusión y decepción que ha significado el accionar del PRI, PAN y PRD que ni juntos, lograron ser protagonistas en las últimas elecciones contra  la arrasadora fuerza guinda de Morena, PT, PVEM y Nueva Alianza.

Analizando el panorama de forma simple, parte del apoyo recibido a Movimiento Ciudadano se debe a sus principales cuadros Ignacio Flores e Ivideliza Reyes, políticos de amplia experiencia que han demostrado un excelente desempeño en campaña, conquistando gran parte del electorado.

Lo anterior les valió un espacio privilegiado a ambos políticos, sobre todo a Ivideliza Reyes que hoy incluso ya ostenta un importante encargo político dentro del partido a nivel nacional, al ser encargada del tema de propaganda.

No obstante, uno de las principales razones de éxito de este partido, es sin duda la frescura de la marca naranja, que hasta el momento no se ha visto involucrada en escándalos como los “prianredistas” que en teoría unieron fuerzas en busca de una alianza demoledora, pero que en la percepción ciudadana es vista como una trinidad de corrupción.

El problema de la incorporación de Núñez Sánchez es que aún conserva parte de ese hedor corrupto que los partidos con los que comulgó en el pasado cuentan ante el imaginario social, por lo que puede terminar convirtiéndose en un arma de doble filo.

Eso lo sabe muy bien el grupo de La Yesca, que poco o nada tuvo que ver con la incorporación de la senadora compostelense, cuya decisión de teñirse de naranja fue impulsada por el propio líder nacional emecista, Dante Delgado.

Lo que lleva a creer que la apuesta al costo beneficio radica principalmente en el manejo de capital político con el que cuenta Gloria Núñez, quien tiene años dentro de las altas esferas de la política mexicana y que sin titubeos ha sabido navegar en las turbulentas aguas nacionales, sin miedo a empaparse de ser necesario.

SI algo es seguro es que Movimiento Ciudadano es el partido político más prometedor dentro de los próximos años, por lo que su control significa un cuantioso botín de poder para quien lleve el timón de la principal oposición de la entidad.

Por lo que no se descarta una próxima lucha interna al interior del partido, de cara al que pinta para ser un histórico 2024 para esta organización política, a quien la otra oposición no ve con tan buenos ojos, por su constante rechazo a integrarse en una alianza.

EN DEFINITIVO… Deberán actuar con cautela todos los involucrados en las próximas disputas, para no dañar la imagen de la marca que cada vez se vuelve más rentable; sobre todo en el grupo de La Yesca que debe poner total atención a los detalles para evitar que la incorporación de Núñez Sánchez se convierta en un “agente naranja” que acabe con el futuro de la organización.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí