La Serpentina | Lógica contra corrupción

Si un servidor público gana 500 o un millón al año, y compra en ese lapso de tiempo, una residencia de 5 millones, o un vehículo de millón y medio, algo anda mal.

0
429

Pues parece que el endurecimiento contra los servidores públicos va en serio y con todo, este endurecimiento empezó con la entrada al gobierno del estado, del actual mandatario MIGUEL ÁNGEL NAVARRO QUINTERO, quien casi en cada reunión que sostiene con los medios de comunicación, reitera y reitera, que ningún funcionario de su gobierno podrá hacer negocios que tengan que ver con la administración estatal, en tanto laboren como servidores públicos.

NAVARRO QUINTERO, ha dicho que en este aspecto será tajante, que ningún servidor del estado, puede inmiscuirse en cuestiones empresariales, menos que se sepa que tiene negocios con el gobierno.

Sobre este problema, lo último dicho por el jefe del poder ejecutivo estatal, es que, en sexenios anteriores en materia de obra pública, se dejó de lado el beneficio social de las obras, para ver cuánto les iba a dejar de ganancias a quienes contrataban las obras, y a los que se las otorgaban, dando como resultado, las maltrechas construcciones que hoy sufrimos los nayaritas.

Así que los trabajadores del poder ejecutivo estatal, están advertidos de lo que les espera si llegan a caer en la trampa de la avaricia y ganancias usando el poder del puesto.

Pero, por otra parte, y para reforzar las advertencias del doctor NAVARRO, hacia los colaboradores inescrupulosos, no sólo del poder ejecutivo, sino de cualquiera de los tres poderes, además de cualquier nivel de gobierno, o cuando menos en el estatal y municipal,  y haciendo suya la exigencia del pueblo nayarita sobre los servidores públicos que perjudican las finanzas del erario público para enriquecerse, la presidenta del Poder Legislativo, Alba Cristal Espinoza Peña, presentó la iniciativa que reforma el artículo 255 del Código Penal para castigar con mayor rigor a quienes cometan este delito.

ALBA CRISTAL ESPINOZA PEÑA,  señaló que la propuesta va encaminada a buscar justicia para hacer efectivas todas las penas a quienes traicionen su cargo público al no poder acreditar el legítimo aumento de su patrimonio o la legítima procedencia de los bienes a su nombre o de aquellos sobre los que se conduzca como dueño.

Fíjense, en esencia la medida que se aplicará para ver quién es rata o ladrón para ser más respetuoso, de los funcionarios públicos, es sencilla, si alguien empieza a comprar casas, vehículos del año, terrenos, trajes finos, zapatos de 20 o 30 mil pesos, así como a tener dos o tres amantes sin que se note menoscabo económico en su vida cotidiana , entre otras cosas, entonces estos personajes, encenderán los focos rojos en lo que ganan.

Y claro, la medida también aplica para aquellos funcionarios, que ingenuamente creen que al poner residencias, vehículos de lujo, o cuentas millonarias, a nombre de su mamá, su esposa, hijos, o concubinas, y ellos o ellas, aparecer “limpios”, ya la libraron. Esto porque en administraciones pasadas, las cuñadas , cuñados, o familiares en cualquier grado, empezaban a enriquecerse inexplicablemente, e incluso amigos, y cuando se les preguntaba el motivo de su rápido progreso, simplemente contestaban que tenían un familiar, amigo, amante o conocido que “estaba bien parado arriba”, frasecita usada para referirse a un trabajador cercano al poder.

Y miren, esta medida impulsada por la presidenta del congreso, es la que aplica hacienda cuando quiere investigar a alguien que de pronto se hace rico.

Es tan sencilla la medida como usar la lógica, si ganas 20 o 40 mil pesos mensuales, esto significa que al año podrías ganar 240 mil, o 480 mil pesos anuales, esto sin contar los descuentos de impuestos y otras obligaciones, así que alguien que tiene estos ingresos, y se compra una camioneta suburban de un millón de pesos, y aparte empieza a viajar a Europa o las Vegas, o cualquier otro lugar vacacional, y luego aparece como propietario de una residencia de lujo en un territorio exclusivo, pues evidentemente que está gastando más de lo que gana, cuando menos de lo que gana legalmente, o laboralmente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí