Silvestre es un hombre de 83 años que perdió hace algún tiempo la movilidad en sus piernas; en la búsqueda de alivio consultó a muchos especialistas que nada pudieron hacer por su mal, y su desviación grave de la columna vertebral lo mantiene postrado en silla de ruedas.

Al salir del templo de San Judas Tadeo acompañada de su esposo e hijas, la señora Leonor Martínez aseveró que San Judas Tadeo sí hace milagros.

Detalló esta mujer, que a pesar de que acudieron con varios médicos de la entidad y gastaron grandes cantidades de dinero, su esposo no recuperó la movilidad en sus extremidades inferiores y por ese motivo acudieron al templo de San Judas Tadeo para pedirle de frente la ayuda a ese santo: “Y parece que nos escuchó, ahora mi esposo ha logrado poco a poco mover sus piernas, no camina todavía, pero ya no tienen  dolores en su columna vertebral, el milagro sucedió”.

Puntualizó que desde entonces, los integrantes de su familia creen  y tiene fe en la imagen de San Judas Tadeo: “Nosotros creemos mucho en San Judas Tadeo, porque él sí nos ha hecho el milagro de sanar a mi esposo y sin dinero, él no nos cobra, no nos condiciona la ayuda, es por eso venimos  hoy en su día”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí