Víboras | De hacerlo, cometería un error garrafal

0
481

En un arranque de locura del gobernador Enrique Alfaro Ramírez, de pretender destapar a todos, menos al favorito de las encuestas Pablo Lemus Navarro, éste bien podría brincar a MORENA.

Y es que en Morena se frotan las manos, en tan solo pensar el tener dentro de sus filas a alguien verdaderamente importante.

CARTUCHO QUEMADO

Ya lo he dicho en otra ocasión: el doctor Carlos Lomelí ya es un cartucho quemado, recordemos que lo agarraron en transas con el gobierno federal anterior; de hecho, por eso lo “chisparon” y lo mandaron por su segunda derrota que sufrió ante Pablo Lemus , como alcalde de Guadalajara. La primera se la puso Enrique Alfaro. Lleva dos al hilo y parece que no entiende, en Morena no lo quieren.

La segunda al bate sería Claudia Delgadillo González, la actual diputada federal, la única cabeza visible para poder arrancarle el triunfo a Movimiento Ciudadano (MC).

YA COQUETEARON

Ya en el 2021 coquetearon con la posibilidad de importar a Pablo Lemus a Morena, pero Pablo se mantuvo firme al mandar a la banca a Ismael del Toro Castro, mejor conocido como “Pope”, pa’ los cuates, compitió y ganó por Guadalajara, cuando ya había sido también alcalde de Zapopan.

EL GRAN ELECTOR

Sin lugar a dudas el “gran elector” será Enrique Alfaro,  debido a  (bien ganada o no) la posibilidad de que elija a Dante Delgado Rannauro no es remota…es “remotísima”, aunque

MC sea suyo.

Por otro lado, Enrique Alfaro tendrá el problema de decidir si mover a su otro alfil, Clemente Castañeda Hoeflich, quien actualmente es Senador de la República por el MC.

LA CABEZA PENSANTE

Clemente es realmente el ideólogo, la cabeza pensante de Enrique Alfaro, aunque sabe del arrastre del actual gobernador al que sigue ciegamente. Por eso ignoro, cuando menos yo, a dónde moverá esa pieza: al Congreso del Estado o a Guadalajara para que eventualmente sea gobernador de Jalisco.

NO QUIERE DESGASTARSE

Lo cierto es que Enrique Alfaro no quiere meterse en broncas con el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, porque sabe que una confrontación con él sería estéril y lo único que le generaría sería ruido. La

mejor forma de responderle fue con “sus mismos datos”, los del gabinete de seguridad federal. El tabasqueño busca reflectores por aquello de las “corcholatas”.

QUIETOS LOS PESCADOS

Pero, si las cosas marchan como hasta ahora, Alfaro no tiene de qué preocuparse con Pablo Lemus y se quedara, cómo está previsto en el MC y no emigrará a Morena. Como dijo Roberto Islas Soto: “quietos los pescados”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí