Por Julio Casillas Barajas

Este viernes escuchamos de parte del gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero interesantes reflexiones, que denotan la tranquilidad del ser humano ante el deber cumplido y la madurez frente a las elevadas responsabilidades que carga sobre sus hombros. No negó en ningún momento que su tarea directa para eliminar signos de corrupción e impunidad le acerquen riesgos y peligros, pero advirtió que seguirá adelante ante la trascendencia de los lances que encabeza. Y reveló que en el sistema político nacional en muchos casos se ejerce el poder con facultades meta constitucionales y eso hace que los poderes se desequilibren; desafortunadamente se complican las soluciones que se requieren. Así, él trató de prepararse para evitar caer en una crisis de ánimo, exhortando a todas y todos a despertar al gigante, “pero despertándonos nosotros mismos”, analizando el paso de los años en que las canas blanquean tanto su pelo como el de sus amigos periodistas. “Me veo a mi cuando llegué de director al hospital del ISSSTE cuando tenía 30 años de edad, y a muchos de ustedes los veo aquí muy canosos”. Enfatizando en que hay experiencia para asumir los compromisos con la gente, y no se arredra.

CREÓ “JUNTOS POR NAYARIT”, RECUERDA

Y entonces Navarro Quintero mencionó al PRI como el instituto que lo forjó en sus inicios, eximiendo al tricolor -y a todos los partidos-, de los errores que provocan quienes militan en los mismos. “Se señala al partido como responsable, cuando en realidad son las personas. Mi mayor conflicto en el PRI fue cuando traté de implementar una participación social, porque solo de esa forma se puede oxigenar a los entes públicos”, siendo ahí cuando se formó “Juntos por Nayarit”, convocándose a más grupos “porque el propósito era democrático y la responsabilidad era de todos”.

EL CAMINO ES LA PARTICIPACIÓN SOCIAL

En la conferencia de prensa de este viernes, el doctor Miguel Ángel Navarro Quintero recordó entonces (cuando participaba en el PRI), que era el momento de romper el cerco, que la sociedad no estuviera encerrada en los tres sectores del PRI, “porque al final de cuentas es la misma línea de participación social. Una situación difícil que nos llevó a tomar la decisión”, rememorando esas épocas donde prevalecieron sus definiciones políticas hasta llegar a lo que es hoy: el Gobernador de Nayarit.

SOCIEDAD ARMÓNICA Y DEMOCRÁTICA

El gobernador Navarro Quintero reiteró que su propósito es el equilibrio para construir una sociedad armónica y democrática. “Tenía que ser una praxis de Nayarit y del gobierno”, aseverando que quizá eso no era suficiente para ser Gobernador en el 2005 ni en el 2017, “pero hoy las canas y las arrugas me llevaron a tener un abordaje exitoso, no para mí, sino para otro objetivo: el social. Y así que era urgente despertar al gigante”.

Explicó que a veces, para despertar el cerebro del gigante, y tomar las decisiones más determinantes, es necesario un electroshock parea volver a hacerlo funcionar.

“Y son este tipo de situaciones que estamos haciendo, después de haberlas analizado y haberlas vivido”, adoptando determinaciones propias y de la gente que le rodea, para seguir en la lucha y transformar a Nayarit.

Navarro considera que el tipo de gobierno ideal, es un gobierno planeado y programado, con un  contexto de desarrollo social, “pero todos los gobiernos se encerraron en sí mismos y nadie hizo participar a la sociedad”.

RECORDÓ A AMADO NERVO

Inspirado en el vate nayarita Amado Nervo y saludando la presencia del poeta y escritor Octavio Campa Bonilla, Miguel Ángel Navarro Quintero afirmó que es muy importante en esta vida trascender y dejar huella importante, una herencia para las actuales y futuras generaciones. Por eso hace todo lo posible por lograr obras y acciones con logros importantes para los habitantes de los 20 municipios.

VIDA NADA TE DEBO, VIDA ESTAMOS EN PAZ…

“Con el respeto enorme que le tengo al maestro Campa Bonilla que es un hombre culto, lo recordaba con el poema de Amado Nervo “En Paz”, cuando dice: “Muy cerca de mi ocaso yo te bendigo vida, porque nunca me diste ni esperanza fallida, ni trabajos injustos ni pena inmerecida; porque veo al final de mi rudo camino que yo fui al arquitecto de mi propio destino; que si extraje las mieles de las cosas fue porque en ellas puse ayer mieles sabrosas, porque siempre coseché rosas”.

“Hay muchos que piensan que el poder es eterno y esto es una circunstancia imposible, porque se enajenaría uno. El peor problema que tiene uno para quedar es la responsabilidad autoimpuesta”, por eso el deber de vivir el día a día y asumir las mejores decisiones que beneficien al pueblo.

“Recuerda que eres mortal. Yo lo recuerdo diario”, esbozando la aspiración de que  al final de su  administración “me alcance el dinero para dar oportunidades a todos. Es una carrera contra reloj por servir, por transformar y esa situación nos lleva al momento actual”.

Y concluyo diciendo que la política no es de santos “y en el proyecto uno debe plantear no para un partido, sino para una sociedad”.

Consciente de su realidad humana y política, asumió los riesgos de su actuación gubernamental y pidió que su tarea avance y se consolida, pese a esos peligros.

Sin duda un mensaje reflexivo, prudente, valiente y realista, por las circunstancias que vive Nayarit.

EXCELENTE DÍA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí