Breverías | Corona de Luz

0
3344

El obispo tiene todo preparado para la aparición de la virgen en San Ángel. Será el espectáculo para seducir con la fe a los indios de América. Pero los hechos se precipitan y efectivamente se le aparece pero a Juan Diego, en El Tepeyac. El propio obispo se sorprende. “¿Estos indios no me estarán dando agua de mi propio chocolate?”, pudo haberse preguntado. Con esta historia resuelve el dramaturgo Rodolfo Usigli la discusión sobre la veracidad histórica de las apariciones de Guadalupe. Tarea imposible probar el milagro del que fue testigo Juan Diego; imposible al mismo tiempo negar el milagro de la identidad de México. Con la obra Corona de Luz Usigli pretende demostrar que la soberanía espiritual de México se consiguió por Guadalupe, la del Tepeyac, la del Santuario, la del Pichón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí