Inicio Opinión La Serpentina | Un madruguete infructuoso

La Serpentina | Un madruguete infructuoso

0

Pues muy al estilo de la vieja ACASPEN, ( ALIANZA DE CAMIONEROS Y AUTOMOVILISTAS DEL SERVICIO PUBLICO EN EL ESTADO DE NAYARIT) , dato especificado para aquellos que son nuevos en materia de periodismo y no conocieron a esta poderosa organización que comandó durante muchos años el finado JOSÉ FÉLIX TORRES HARO, y que incluso en sus mejores tiempos,  se daba el lujo de paralizar las actividades económicas del estado, llamada también “el pulpo camionero”, ya que bajo sus siglas, se manejaba el transporte público, que en esos tiempos eran los autobuses urbanos  de la diversas rutas que recorrían la capital, los taxis amarillos, y otros transportes que daban servicio a los nayaritas.

Pues la aportación cultural, es para decirles que muy al estilo de esta ACASPEN, que en su tiempo fue una poderosa central, y que cuando decidía aumentar el precio del boleto, lo hacía y luego se arreglaba con las autoridades, de la misma forma, el día de  ayer domingo,  algunos choferes, entiendo que los choferes nada más, sin la autorización expresa de su patrón, cosa que dudo, incrementaron el precio del boleto de ciertas rutas, no de todas.

Esto es lo que en materia económica se llama madruguete, es decir cuando un producto sube de precio sin control alguno y la gente lo único que hace es quejarse, y pagar el o los nuevos precios.

Pues así fue ayer domingo, de pronto aparecieron algunos vehículos del transporte público con el nuevo precio del boleto,$ 14.00 pesos el boleto normal, mientras que para la tercera edad y probablemente estudiantes en tiempos de clases, 7 pesitos, es decir, la mitad del boleto, costaría tanto como cuesta hasta estos momentos nuevamente, casi el boleto total, que son 8 pesos.

El asunto es que los conductores que empezaron a cobrar ese precio desde muy temprano, probablemente no esperaban que también muy temprano hubiese una respuesta del gobierno del estado.

Y es que como también lo informaron a temprana hora, si bien es cierto que el gobierno que encabeza el doctor Miguel Ángel Navarro Quintero, entiende de necesidades de la empresa, de los que tienen el negocio del transporte, también entiende de necesidades de la ciudadanía que usa el transporte público, esto es, no puede aceptar que sin mediar alguna razón, alguna negociación, algún tipo de acuerdo, simplemente se amanezca con una nueva tarifa que era casi del 100 por ciento, para ser más exactos era de un 90 por ciento de incremento en el precio del boleto.

Por eso, el gobernador acepta mantener un diálogo abierto con líderes y choferes del transporte público en la entidad, este se hará, como ha sido siempre,  a través del secretario general de Gobierno, Juan Antonio Echeagaray Becerra,  de la secretaria de Movilidad, Sistiel Karime Buhaya Lora y el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Jorge Benito Rodríguez Martínez, respectivamente.

Del primero porque es la voz del gobernador, es quien sabe la decisión que se deberá tomar en un determinado caso, la segunda, porque es la Directora de lo que conocíamos como la Dirección de Tránsito y Transporte, y el tercero, porque es quien maneja los agentes que cuidan la seguridad ciudadana, así que luego de dialogar, se verá y decidirá lo procedente.

Pero este trámite, este dialogo, es muy diferente a que se acepten las propuestas de aumento en el costo del boleto, y lo peor, un aumento en cierto modo arbitrario, hecho al gusto de los empresarios, o de los choferes, que son los dueños del negocio.

Es cierto que hay una doctrina de la llamada “Libre empresa”, pero esta doctrina no significa de ninguna manera dejar al arbitrio de esa libre empresa, que imponga precios y se autorice el porcentaje que quiere ganar.

Bueno, con decirles que ni al mismísimo Carlos Slim, le permiten aumentar las tarifas de los minutos en los teléfonos celulares manejados por las compañías de su propiedad, y es que si no existiera este pequeño control, quizá viviríamos a expensas de las ambiciones de los dueños de las empresas.

Así que por ahora la  instrucción del ejecutivo estatal es que se actúe y se detenga a todo aquel que haya aumentado la tarifa del transporte urbano, de hecho esto se hizo en cuanto se tuvo el reporte de que tal cosa estaba ocuriendo.

Y también por ahora las indicaciones del gobernador, Navarro Quintero,  es que se obtenga un acuerdo en el que se indique que la tarifa se mantendrá en 4 pesos a estudiantes, adultos mayores, discapacitados, niñas y niños, y 8 pesos a público en general, por lo que no hay autorización alguna para que exista un incremento a la tarifa.

Cumpliendo las instrucciones del mandatario estatal, el secretario general de Gobierno, Echeagaray Becerra, pidió a los líderes transportistas llegar a un acuerdo en beneficio de las y los involucrados, por lo que hoy lunes sesionará la Comisión Técnica de Movilidad y ahí se va dialogar con el objetivo de hallar una solución que dé conformidad a todas las partes involucradas…en fin, son tiempos de aguinaldos, aunque no para todos, a ver cuánto aguanta el bolsillo…hasta mañana

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil