Por Oscar Verdín Camacho

Este viernes por la tarde, la Fiscalía General del Estado (FGE) formuló imputación en contra de Irving Omar “N” como probable responsable del delito de abandono de funciones en agravio de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) y la sociedad.

A lo largo de unas tres horas, la agencia del Ministerio Público anunció el resultado de numerosas diligencias, como el hecho de que el imputado ingresó a la UAN en septiembre del 2004, alcanzó la categoría de “docente de tiempo completo asociado A”, con un sueldo mensual de 14 mil 775 pesos, pero nadie ha sabido precisar que funciones realmente efectuaba.

Por el contrario, la representación ministerial anunció que se cuenta con varias peticiones de quienes en su momento fueron oficialmente sus superiores, a lo largo de los años, para que Irving Omar fuera dejado a disposición de otra área porque sencillamente no se presentaba a trabajar.

Más: hace unos meses le fue iniciada una causa penal por el probable delito de fraude en agravio de una mujer que, afirma, tiempo antes del inicio de la pandemia le entregó 150 mil pesos, en diversos montos, puesto que éste se comprometió a darle cabida en un proyecto laboral en la casa de estudios, que no existía. Tal causa penal continúa en trámite.

Se explicó que la Fiscalía, a solicitud de su titular Petronilo Díaz Ponce, consiguió autorización de un Juzgado de Distrito para revisar el celular de Irving Omar, lo que ha permitido analizar el contenido de mensajes y diversos archivos, lo que abundaría en su probable participación para la venta de plazas y la intervención de otros sujetos, que también son investigados. Las conversaciones serían prueba de la trama corrupta.

La estimación de un perito es que el individuo habría cobrado en la Universidad, sin trabajar, dos millones 393 mil cuatro pesos.

Además del expediente por fraude y, ahora éste por abandono de funciones, fue revelado que en noviembre del 2022 el imputado se sometió a un procedimiento abreviado en una causa penal que se le seguía por el delito de violencia familiar en agravio de una mujer; se declaró culpable para acceder a una disminución de la pena.

Tras cumplimentarse una orden de aprehensión, Irving Omar compareció a la audiencia de este viernes acompañado de dos defensores particulares. Cuestionado por una jueza de Control respecto a si emitiría declaración sobre los cargos, optó por reservarse el derecho, asesorado por sus abogados.

La audiencia para decidir si es vinculado a proceso se efectuará la próxima semana y será de manera virtual a través de medios electrónicos, según precisó la jueza.

En la parte final se abrió un debate en cuanto a si el imputado debía seguir su juicio en libertad o en prisión preventiva justificada, por lo que la jueza decidió fijarle la prisión justificada, debiendo permanecer en la penal de Tepic mientras transcurre la causa.

El caso Irving Omar estaría sentando un precedente en la Universidad Autónoma de Nayarit, pues ya no sólo se estaría en proceso de desprenderse de quienes han cobrado sin trabajar, sino de llevarlos a juicio.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí