El promedio nacional del precio de la tortilla, uno de los 24 productos básicos o de primera necesidad entre los mexicanos, se sitúa entre los 22 y 26 pesos por kilogramo, sin embargo, el costo podría dispararse considerablemente a partir del mes de marzo o antes, como lo hacen ya de manera ventajosa algunas tortillerías.

Elena Ramos, administradora de una tortillería ubicada en el cruce de la avenida Allende y calle Durango de esta ciudad, explicó que el alza en el costo por kilogramo de tortilla se daría porque las empresas harineras incrementarán a mil 300 pesos el precio por tonelada a partir del 1 de marzo, por lo que se verían obligados a subir el costo por kilogramo que podría superar los 30 pesos.

“De no aplicarse, así como los industriales de la tortilla vamos a subsistir, es de lógica, se incrementa alguno de los insumos para dicha elaboración y se incrementa todo, en este caso particular hablamos de la harina y subiendo la harina se viene en escalada el incremento de todo lo demás, por más que queramos mantener los precios la verdad que no se puede”.

En este contexto, Doña Elena precisó que serían los gobiernos federal y estatal los encargados de frenar esta escalada de precios: “Nosotros no podemos negociar, en este caso quienes tendrían que negociar son los gobiernos, con los grandes productores y las grandes empresas, recordemos que todo se acabó en materia de subsidios, esa es la razón por la cual se rumora fuertemente que va aumentar aún más el precio de kilogramo de tortilla, creemos que todo queda en manos de los gobiernos y las empresas harineras. Por lo pronto, nadie tiene porqué incrementar el kilogramo de tortilla, repito, sería a partir del mes de marzo, por lo pronto las autoridades están muy vigilantes para que se siga respetando a 26 pesos kilogramo en la capital nayarita”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí