Por Oscar Verdín Camacho

Desde hace más de cuatro meses en que se empezaron a emitir órdenes de aprehensión en contra del ex gobernador Ney González Sánchez (2005-2011), su esposa María del Rosario Mejía González, su hija Rosario del Carmen Montserrat González Mejía y su hijo Ney Manuel González Mejía han solicitado por separado la protección de la justicia federal, sin embargo, que se conozca, ellos no tendrían orden de captura.

En el transcurso de este mes, el Juzgado Primero de Distrito en el caso de “Charo” Mejía, y el Juzgado Segundo respecto a los hermanos González Mejía, han dictado el sobreseimiento de demandas de amparo presentadas el pasado 10 de febrero, refiriendo entonces temor a que se hubieran girado órdenes de aprehensión, lo que no ha sido el caso y por ello la resolución de sobreseer.

En el asunto que atañe a Mejía González, jueces locales adscritos a Tepic y Bahía de Banderas, lo mismo que diversas instancias de la Fiscalía General del Estado (FGE), negaron el acto de molestia reclamado, como igual habría sucedido con Rosario del Carmen Montserrat y Ney Manuel.

El sobreseimiento fue decretado puesto que la esposa del ex gobernador no ofreció pruebas que desvirtuaran la negativa de las autoridades.

Hasta ahora, los anuncios públicos de la Fiscalía han apuntado al prófugo Ney González y a individuos probablemente relacionados como socios o prestanombres en una gran cantidad de negocios ilícitos, ligados a inmuebles.

Sin embargo, puesto que, como se conoce, se ha realizado una revisión a actuaciones en la notaría 30 de Ney González, existe la posibilidad de que ello  pueda impactar en algún momento a su hija, que durante años ha sido la notaria suplente y en varias ocasiones quedó al frente de la misma cuando Ney presentaba licencias al cargo.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí