Familias que acudieron a las playas de San Blas, a su regreso a la ciudad de Tepic dieron a conocer que el servicio que recibieron en el puerto por parte de los restauranteros de las diversas ramadas que se localizan en la playa de Las Islitas, fue bueno.

Sin embargo coincidieron en señalar que los precios de los alimentos que consumieron fueron “un poco altos”.

Contaron que por una campechana de mariscos pagaron 240 pesos, el kilo de pescado zarandeado a un precio de 400 pesos, el refresco a 30 pesos, la orden de cinco empanadas con tres camarones en su interior a 240 pesos, totopos con guacamole a 70 pesos, aguachile de camarón a 240 pesos, con peso aproximado de 300 gramos, el envase de cerveza en su popular presentación de caguama a 70 pesos y la jarra de agua fresca de un litro a sólo 50 pesos.

A pesar de estos costos, los entrevistados aseguraron  que el servicio en las ramadas de la playa Las Islitas fue bueno, pues aseguraron que los platillos los sirvieron en un tiempo máximo de 20 minutos y las regaderas de la zona contaban con agua suficiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí