Breverías | Guardián del otro

0
746

De Scherer, lo comparto: “Un día pesaroso me habló de Enrique Erro, director del Observatorio Astronómico de Tonanzintla. Genial a juicio de muchos, para Gastón representaba un modelo humano. Admiraba su apasionado rigor en el trabajo, su rectitud, su amor por las estrellas, hombre del cielo. Erro le había confiado que advertía un lento y progresivo deterioro de su inteligencia. Sólo así podía explicarse la cadena de errores en que últimamente incurría. El mundo científico a su alrededor guardaba respetuoso silencio, pero la honestidad del maestro iba al parejo de su sabiduría. Debía irse y se fue. Debíamos mantenernos atentos a nosotros mismos, a nuestras equivocaciones y torpezas… la inteligencia, sensible a trastornos súbitos. Deberíamos vigilarnos y hablar uno del otro con cabal honradez. Los amigos, finalmente, son eso, guardianes uno del otro.”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí