Por Oscar Verdín Camacho

La proliferación de negocios en que se venden bebidas alcohólicas es un problema que impacta a no pocas colonias en Tepic.

En barrios como San Juan y Ciudad del Valle, por citar algunos, se han asentado numerosos establecimientos que han trastocado la tranquilidad de los vecinos.

En la inmensa mayoría, los negocios no cuentan con estacionamiento para sus clientes, por lo que se vuelve común la invasión de cocheras por vehículos cuyos conductores muchas veces se encuentran bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Las manifestaciones públicas de personas que se oponen a la instalación de este tipo de giros cerca de sus casas tienen su razón por el impacto negativo que habrá, pero ello ni siquiera debería darse si las autoridades rechazaran permisos que no cumplen con los requisitos.

Así, ante la deficiencia de las autoridades, se da un choque entre los vecinos y quienes buscan instalar nuevos negocios. Y es que nadie quiere lidiar con sujetos alcoholizados que estacionan sus carros al frente de una casa, o el ruido hasta altas horas de la noche.

La clave simplemente está en que desde los gobiernos hagan su trabajo.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí