La Serpentina | Una fiesta de un millón de pesos

Este año, el festejo del día del burócrata es diferente, el gobierno optó por utilizar el millón de pesos que le regalaba a la lideresa ÁGUEDA GALICIA, en obras de beneficio social mejor

0
549

Pues como no vamos a acordarnos de que cada 21 de mayo, se celebraba y seguramente se sigue celebrando el día del burócrata. Y  digo que nos acordamos porque este día, la señora ÁGUEDA GALICIA, se lucía con el gremio mayoritario de trabajadores de la burocracia sindicalizados que son los que componen el SUTSEM (Sindicato único de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios).

Por supuesto que al transcurso de los años, y especialmente durante la administración gubernamental del contador ANTONIO ECHEVARRÍA DOMÍNGUEZ, se inició una diáspora de burócratas buscando su propia identidad, y fue aquí en donde empezaron a surgir otros sindicatos como el SUTSEN (con N como le dicen), el sindicato del DIF, y otros que no languidecieron porque el gobierno dio apertura y apoyo a sus inquietudes emancipadoras del SUTSEM, de ÁGUEDA GALICIA JIMÉNEZ.

Pero todo esto lo expongo como introducción de los festejos faraónicos que se hacían entre la clase trabajadora sindicalizada del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios, en donde la fiesta era por supuesto para ensalzar la figura de la lideresa GALICIA JIMÉNEZ, y claro, que no se me pase decirles que todo era con cargo al gobierno del estado.

La fiesta del día del burócrata funcionaba más o menos así: la señora GALICIA JIMÉNEZ, iba con el gobernador en turno, le exigía para el festejo de los sindicalizados en su día, que era el 21 de mayo, luego se organizaba una fiesta en donde cada burócrata llevaba su comida y su bebida, pero en donde también les vendían bebida y comida en la fiesta, porque ya sabían que ya briagos, algunos, no quiero decir que la mayoría, le valía gastar la quincena recibida y le daba por invitar a sus invitados-valga la redundancia-.

Así que el negocio era redondito para la señora GALICIA JIMÉNEZ, quien recibía de parte del gobierno del estado en turno, 1,000.000.00 (Un millón de pesos), para que organizara la fiesta de sus agremiados; lo curioso es que la fiesta que ella organizaba la pagaba el gobierno del estado en turno, una ironía, porque además eventualmente la dama citada, sempiterna dirigente y propietaria del SUTSEM, invitaba al gobernador en turno para que les diera un bonito discurso, y en el marco del discurso, el funcionario, que a veces era el gobernador, anunciaba incrementos salariales que le daban a la señora dirigente, el halo de poder, de líder exitosa, de ser la mujer que mejor convenía para llevar al SUTSEM, a mejores privilegios siempre.

Fue en uno de estos festejos cuando el exgobernador y hoy delincuente político y acusado de ladrón, me refiero al licenciado NEY M. GONZÁLEZ SÁNCHEZ, en una acción de locura, arruinó al estado de Nayarit.

Y es que eufórico porque le aplaudían los sutsemistas, NEY, empezó a anunciar un incremento superior al que le pedían, y como la señora GALICIA, daba la seña de más aplausos para NEY, entonces el entonces gobernador, encantado por los elogios que eran su debilidad, les dijo: “no sólo les aumentaré eso-(lo que le pedían), voy a aumentarles tanto más”, y como seguían aplaudiendo, siguió aumentando y aumentando hasta que dejó en bancarrota para siempre a Nayarit, fue en estos festejos cuando se le ocurrió pagar 75 días de aguinaldo, que son dos meses y medio de aguinaldo a cada burócrata, lo que a la fecha, mantiene en la ruina en materia laboral las arcas gubernamentales.

Por supuesto que todo esto cambió, en este día del burócrata celebrado ayer, la dirigencia del SUTSEM, o sea la cúpula que es la que siempre se beneficiaba, ya no recibió el millón de pesos para hacer la fiestecita, que como ya dije, les costaba a los propios festejados.

Ahora ese millón de pesos, el gobierno del estado lo utilizará en en una escuela, techumbre, una clínica de salud o bien un camino a una comunidad, en pocas palabras, el millón de pesos que se le regalaba a la señora GALICIA JIMÉNEZ, servirá para el beneficio social de una de las muchas comunidades que tienen años de solicitar la solución a alguno de sus problemas sociales, y que eran olvidadas, segregadas, abandonadas a su suerte, mientras que a las dirigencias sindicalizadas se les otorgaba un millón para su festejo.

Desde luego que los burócratas nada tienen qué ver con estas costumbres ventajosas que les aplicaban sus máximas dirigencias, por ello, a todos ellos les reconocemos su gran trabajo en pro de la ciudadanía, y por cierto debemos también de alabar que ha habido un cambio en la actitud de estos servidores públicos que son el primer enlace del gobierno con el ciudadano, con su buen trato se han ganado el respeto, la admiración y el agradecimiento de la ciudadanía…¡feliz día del burócrata!…hasta mañana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí