Una característica poco atendida del deporte —particularmente el de las principales ligas europeas de futbol— es el que se rigen por el ciclo de las estaciones, de manera que, al acercarse el verano, poco a poco van cayendo los telones de las temporadas.

Es verdad, este año, el ciclo futbolístico tuvo una dinámica inédita por la inserción del Mundial Catar 2022 a medio trecho del recorrido, una interrupción que, de alguna manera, separó el ciclo 2022-2023 en dos momentos: uno pre-catarí y el otro post-catarí; dos momentos claramente distinguibles y que, todo parece indicar que, en el segundo, se experimentaron los estragos más que los beneficios de ese torneo que nació con el estigma de la corrupción, despertó suspicacias en relación con la construcción de la infraestructura, recelos con las restricciones culturales y que, sin embargo, fue ocasión para un mundial interesante desde el punto de vista deportivo y que permitió a Lionel Messi obtener para su país la tercera copa del mundo y, con ella, su entronización definitiva en el Olimpo del futbol y del deporte en general.

Y, sin embargo, el propio Messi acabó siendo uno de los principales damnificados de ese torneo y, este fin de semana —dos años después de su poco cuidada salida del Barcelona—, después de dos años de exilio parisino y siendo objeto de actitudes de rechazo por parte de la afición francesa por haber vencido a “les Bleus” en la final del Mundial y, probablemente también, de los dueños del PSG, por no haber sido capaz de llevar a su equipo a obtener el largamente buscado y nunca alcanzado triunfo en la UEFA Champions League.

Y, junto con Messi, cayó el telón también para Neymar y para Sergio Ramos en el propio PSG; para Karim Benzema en el Real Madrid, mientras que otro grande—Zlatan Ibrahimovic— anunció su retiro después de un torneo en que participó muy poco con el Milán y en el que solo consiguió anotar un gol.

A nivel de las principales ligas europeas, cayó el telón en la Serie A italiana, en La Liga española y en la Premier League inglesa. Con cierta dosis de gloria en Italia con un Napoli que cerró el torneo con un triunfo sobre la Sampdoria 2-0 y, sobre todo sumando 90 puntos y una diferencia de goles de +49. En cambio, en España, el Barcelona cerró el torneo con más pena que gloria, ya que, en las últimas cuatro fechas, solo consiguió un triunfo y, en cambio, sufrió tres derrotas, entre las cuales destaca la padecida en la última fecha porque, gracias a ella, el Celta de Vigo logró evitar el descenso, algo que no pudieron lograr el Valladolid, el Español, ni mucho menos, el Elche.

En Inglaterra, el Manchester City también parece haberse relajado en el torneo de liga, ya que, en las dos últimas fechas solo fue capaz de obtener un punto. Por otro lado, sin embargo, sigue adelante con su propósito de obtener el triplete, al que se ha acercado ya con la obtención de la FA Cup al vencer al Manchester United en el Estadio de Wembley el pasado sábado…

En el futbol mexicano, la caída del telón del Torneo Clausura 2023 de la Liga MX con la coronación de los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, han hecho que la atención de la afición se centre en la final de la Concachampions [de la que el León salió campeón] y en la final de la Liga MX femenil, una liga que ha mejorado significativamente su nivel y que ha sido capaz de llenar estadios como no se veía en futbol de la rama femenil desde aquel Campeonato Mundial “sui generis” disputado en nuestro país en 1971, cuya final —disputada entre las selecciones de México y de Dinamarca, que terminó por cierto con un triunfo 3-0 de las danesas— fue capaz de congregar más de 100,000 aficionados en el Estadio Azteca.

Cambiando el balón por el volante, el fin de semana se disputó el Gran Premio de Barcelona, en el que los mexicanos esperábamos que El Checo Pérez “se sacara la espina” del fracaso de la semana anterior, lo cual, consiguió de manera parcial, ya que al quedar fuera de la tercera prueba de calificación, tuvo que partir desde la posición 11 en la parrilla de salida e intentar, sin éxito, llegar al podio, al que sí logró subirse George Russel, quien había tenido que partir desde la posición 12.

Como era de esperarse, Max Verstappen mostró, una vez más, que es el piloto número 1, que maneja el mejor auto del campeonato y que, a menos que algo extraordinario suceda, conseguirá al final del año su tercer campeonato mundial de pilotos de Fórmula 1 y que, con la colaboración del Checo, Red Bull conseguirá su sexto campeonato mundial de constructores. Por lo pronto, el piloto neerlandés encabeza la clasificación de los pilotos con 170 puntos, fruto de sus 5 victorias en 7 grandes premios, seguido por el piloto tapatío con 117 puntos, derivados de sus 2 victorias y de las buenas actuaciones que ha tenido —salvo en Montecarlo— en la primera parte del Campeonato. [En este orden de cosas, me atrevo a decir que el Checo tiene que recuperar la concentración perdida y asumir la superioridad de Verstappen; que ya no debe pelear por alcanzar el primer lugar y el campeonato mundial de pilotos, sino mantener ese excelente segundo lugar que tiene ahora, y contribuir con sus puntos a la obtención de un campeonato más del Red Bull Racing Team…

El “deporte blanco”, por su parte, ha ofrecido estos días un espectáculo digno de mención en Roland Garros y se prevé algo aún mejor: un partido de semifinales imperdible entre el serbio Novak Djokovic y el español Carlos Alcaraz, en el que, además de enfrentarse quien puede convertirse en el máximo ganador de Grandes Slams y quien, muy probablemente, ocupará el primer lugar en la clasificación de la ATP de manera prolongada en los años venideros, disputarán el mantener [Alcaraz] o recuperar [Djokovic] ese primer puesto en la clasificación de la Asociación de Tenistas Profesionales al final del torneo parisino, independientemente de que lo ganen o no, ya que quien pase a la final, obtendrá 1,200 puntos, en tanto que quien se quede en la semifinal, sumará 720 y la distancia entre ambos jugadores en pleno torneo es de 485 puntos [Alcaraz suma 6815; Djokovic 6330].

¡Veremos y diremos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí