La Serpentina | Empresas “factureras”

Advierte RAQUEL BUENROSTRO, extitular del SAT, que estas empresas se dedican a emitir comprobantes fiscales que amparan actividades inexistentes, para las cuales comúnmente la empresa emisora no cuenta con la infraestructura o personal para realizar la actividad.

0
557

Pues vaya sorpresa que se están llevando quienes revisan algunas cuentas públicas, la sorpresa no es porque estén mal hechas las operaciones, los movimientos contables y de dinero, no, la sorpresa es porque al parecer en algunos ayuntamientos, los alcaldes en aras de sacar algún dinerito extra, o bien, en aras de apoyar a alguna persona muy apreciada por ellos o por ellas, en el caso de las que son mujeres presidentas municipales, empezaron a usar los servicios de lo que conocemos como EMPRESAS FACTURERAS.

El esquema de las empresas factureras ha ganado relevancia durante los últimos tres años. Este tipo de compañías con operaciones fraudulentas han sido uno de los principales blancos de la autoridad fiscal durante el presente sexenio. Sin embargo, también representan un riesgo latente para otras empresas, ya que establecer relaciones comerciales con negocios que se apalancan de estas prácticas puede ser riesgoso para todas las partes involucradas.

Las factureras, como su nombre lo indica, son empresas que emiten facturas de operaciones ficticias, inexistentes o simuladas; éste movimiento sirve para que los negocios que contratan sus servicios puedan aumentar sus gastos de manera falsa y, de esta manera, reducen el pago de sus impuestos. Este tipo de empresas cobran una comisión por cada factura.

“Asociarse con empresas que utilizan factureras puede afectar a una organización, desde riesgos reputacionales hasta otras actividades ilícitas relacionadas con el lavado de dinero y el crimen organizado.

Es importante que las compañías sepan con quién hacen negocios y puedan reducir riesgos”,

Ante el dinamismo comercial que representan las temporadas altas como diciembre, es importante que las empresas e instituciones, conozcan estos riesgos y se ‘blinden’ para evitar tratos con estos negocios. 

De acuerdo con el Sistema de Administración Tributaria (SAT), las Empresas que Facturan Operaciones Simuladas (EFOS) cuentan con las siguientes características:

No tienen con activos, infraestructura física, personal

Además que no se les ubica en su domicilio fiscal o lo dejan sin previo aviso.

Registran montos elevados de facturación y pocos gastos.

Los socios de la empresa fueron empleados, no se pueden localizar, no declaran impuestos o no cuentan con recursos.

Su objeto social suele ser amplio.

Desde luego que usted ya se imagina que existen muchos riesgos para quienes hacen negocios con este tipo de empresas llamadas factureras.

Y es que para que una empresa pueda desarrollarse y alcanzar su máximo potencial es imprescindible que tenga aliados confiables. De lo contrario, los problemas legales, el riesgo reputacional, la insatisfacción de los clientes y el fraude son riesgos latentes en la relación comercial.

En este contexto, la verificación de identidad es un proceso imprescindible para que los negocios puedan establecer relaciones más transparentes y confiables con nuevos aliados, pero sobre todo para evitar las amenazas  ya mencionadas.

“México tiene varios riesgos como la poca transparencia financiera, la corrupción, lavado de dinero, sobornos, y un pobre sistema de rendición de cuentas, por ello es importante que las empresas sometan a un riguroso a análisis a quienes desean tener como aliados comerciales”, comenta un alto funcionario del SAT (Sistema de Administración Tributaría) y ya entrados sobre este tema, ustedes han de recordar que hace apenas tres días, se informó que se le congelarían dos cuentas al Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios, el SUTSEM, de la señora ÁGUEDA GALICIA JIMÉNEZ, y todo precisamente porque en nuestro país existe un pobre sistema de rendición de cuentas, y de esa existencia, se han aprovechado instituciones como el SUTSEM, para no rendir la correspondientes información financiera fiscal, así que cuando se les exigió lo que en la ley es una obligación, intentaron evadir en lugar de corregir y ponerse a cuentas, y pues ya vieron los resultados.

Finalmente quiero compartirles que la propia exjefa del SAT, Raquel Buenrostro, hizo una descripción del modus operandi de las empresas factureras.

Estas empresas se dedican a emitir comprobantes fiscales que amparan actividades inexistentes, para las cuales comúnmente la empresa emisora no cuenta con la infraestructura o personal para realizar la actividad. Con estos comprobantes, que adquieren pagando una comisión a la facturera, pueden disminuir sus utilidades y, por ende, pagar menos impuestos. Sin embargo, Buenrostro explica que muchas veces las factureras emiten los comprobantes para lavar dinero; “Al principio, la incidencia de hacer facturas sin sustento, estaba en temas de comercio al mayoreo, construcción, comercio al menudeo e industrias manufactureras. A medida que pasa el tiempo nos hemos dado cuenta que la tendencia es que se va al área de servicios, porque los servicios son más difíciles de comprobar”, dice la directora del Sistema de Administración Tributaria, en el país…Finalmente, estos actos que son mencionados en el artículo 113 del Código Fiscal de la Federación (CFF), establece penas de tres y hasta seis años de prisión a quien realice operaciones inexistentes, falsas o actos simulados de comprobantes fiscales…hasta mañana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí