Breverías | Empresas por decreto

0
686

En tiempos de Luis Echeverría proliferaron en el país empresas nacidas de la voluntad redentora del presidente. En la selva, en el desierto, en el valle y en la costa se levantaron gigantescas naves industriales para “transformar a México” con empleo para todos. Fueron instalados equipos, pero faltaron los operarios, los obreros y los administradores en donde sólo había campesinos y pescadores. Unas pocas fábricas tuvieron la fortuna de producir uniformes, guantes de beisbolista, sombreros charros, botas de minero y otros artefactos pero no hubo a quién vendérselos. A las pocas semanas de concluido aquel sexenio desbrujulado no logró sobrevivir una sola empresa de aquella economía presidencial por decreto. Historias similares se han venido repitiendo en gobiernos federales, estatales y municipales. Alguien debe decirles a los políticos que eso no es lo suyo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí