Por tratarse de un tema de discriminación laboral, atiende y da seguimiento la Asociación Civil Tejido Positivo, a cargo de Eduardo Ávalos Cruz, al caso de un enfermero que por dar positivo a la prueba de VIH, aplicada sin su consentimiento, le fue suspendido el contrato de trabajo por parte de la Secretaría de Salud.

Explicó Ávalos Cruz, que al salir positivo este joven originario de Del Nayar, se vino abajo la fecha de su ingreso, aun cuando ya había sido reclutado e incluso habérsele entregado una tarjeta bancaria en la que le estarían depositando el pago de nómina.

“Por ese resultado le dijeron, sabes qué, espera porque no sabemos qué onda en la Secretaría de Salud y terminaron por no contratarlo, no le dejaron entrar, porque no sabían si podía ser un riesgo para sus compañeros de trabajo, para él mismo o para sus pacientes, entonces sí fue un discurso muy discriminatorio y estigmatizante”.

Dentro de los avances y respuestas que se tienen en el caso al que dijo se le da puntual seguimiento, estos son altamente positivos.

“Ya tuvimos reunión con el secretario de Salud, su apertura fue muy buena al parecer todo va caminando bien, van incluso a capacitar a todo el personal para evitar estos casos  y pues van a  hacer la reparación del daño con el usuario y esperemos que ya en estas próximas semanas se pueda darse su reintegración al trabajo. La reparación del daño es justamente que regrese a trabajar con toda la libertad profesional que un enfermero puede tener”.

Cabe precisar, que el caso que se expone no es el único de discriminación laboral, ya que se tienen documentados tres más: “Desafortunadamente los chicos no han querido proceder en quejas con Derechos Humanos, justamente por miedo; en restaurantes de comida, en tiendas de ropa incluso que nada tiene que ver, si ha habido como esta situación de discriminación, en su totalidad originados en Tepic”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí