Volantín | UNAM; Otra víctima de la austeridad franciscana de la 4T

0
1261

Por Salvador Cosío Gaona

El pasado martes 15 de agosto, el Congreso de la Unión entregó un reconocimiento al rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, por su permanente defensa de la autonomía universitaria, y de la universidad pública mexicana, así como por su destacada trayectoria al frente de esta casa de estudios, sin embargo, el académico no perdió la oportunidad para reprochar la escasez de recursos que padeció la Máxima Casa de Estudios del país en los últimos años bajo la égida del actual régimen.

Ante el pleno de la Comisión Permanente en el Senado de la República -y a unas semanas de que terminasen sus funciones-, el rector aseguró que un país con una pobre educación tiene un futuro incierto y si no invierte lo suficiente en ciencia, tecnología e innovación está sujeto a los avances de otras naciones para subsistir en el mundo contemporáneo.

 Asimismo, externó que educación, ciencia, tecnología e innovación forman un vínculo indisoluble capaz de generar igualdad y detonar el desarrollo, por lo que invertir en ellas no es asunto menor, es un tema de soberanía nacional, de acuerdo con un comunicado de la UNAM.

 Tras agradecer la distinción -otorgada a iniciativa de las comisiones unidas de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados y del Senado de la República- añadió que el país ha atravesado por épocas difíciles, derivadas de la reciente pandemia, de la guerra y la contracción económica mundial de los últimos años, mismas que ha podido sortear y avanzar.

 Ante los presidentes de la Comisión Permanente de la LXV Legislatura y de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, Alejandro Armenta Mier y Eduardo Ramírez Aguilar, respectivamente; así como de los presidentes de las comisiones de Ciencia y Tecnología en el Senado y la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín y Javier López Casarín, respectivamente, agregó:

 “La austeridad ha dejado grandes enseñanzas que no debemos abandonar, pero siempre será necesario contar con mayores recursos para fortalecer nuestras capacidades y enfrentar los desafíos del avance de la ciencia y la tecnología a nivel global; crear y transmitir conocimientos; y extender nuestra cultura para potenciar el desarrollo del país. Solo así podremos tener un futuro más próspero, generar riqueza y abatir la desigualdad”, enfatizó.

 Graue Wiechers destacó algunos logros de la Universidad de la nación en los años recientes. Expuso que, ante los siempre insuficientes recursos, en estos ocho años la Universidad Nacional redujo consistentemente su gasto operativo y destinó mayores recursos al fortalecimiento de la educación e investigación.

Así, se pudieron crear y edificar seis nuevas escuelas, dos de ellas en el interior de la República- una en Querétaro y otra en Yucatán-, y una más está iniciando actividades en la ciudad de Oaxaca.

 Gracias al fortalecimiento de las instalaciones y diversificación educativa, se dio cabida a un mayor número de estudiantes pues la matrícula se incrementó de 346 mil en 2016, a 380 mil en el ciclo educativo actual.

“Casi 35 mil alumnos más sin un incremento real del subsidio federal. Y solo para ponerlo en contexto, este aumento equivale a la matrícula total que, a lo largo de los años, han acumulado muchas de las universidades públicas de la nación y por encima, por supuesto, de prácticamente todas las universidades privadas”, apuntó.

Graue Wiechers también subrayó el carácter gratuito de la educación que ofrece la UNAM y que impacta a muchas familias de escasos recursos, pues ocho de cada 10 alumnos de esta casa de estudios provienen de hogares cuyos ingresos son menores a cuatro salarios mínimos.

Por ello, puntualizó la importancia de los apoyos que otorga la nación para cooperar con su manutención. “En los últimos ocho años hemos dispersado dos millones de becas entre los diferentes grados y años escolares, que han sido determinantes para que, en ese mismo periodo, se graduaran -con sentido social y compromiso con México- un cuarto de millón de nuevos profesionistas”.

De igual forma resaltó que este año, con enormes esfuerzos, la Universidad absorberá el monto de las becas Elisa Acuña, que fueron canceladas y apoyaban a las y los estudiantes de licenciatura.

El rector de la UNAM también manifestó su preocupación por el reciente anuncio respecto a la priorización de becas para los alumnos de posgrados. En ese nivel educativo esta casa de estudios atiende a 35 mil estudiantes, de los cuales aproximadamente 10 mil obtienen su grado cada año. 

“Ellos y ellas son factores detonantes de progreso y deben tener todas las facilidades para lograrlo. La división planteada en esa priorización entre posgrados de ciencia básica y los llamados profesionalizantes ha provocado incertidumbres e inconformidades. Tan importante es educar para investigar, como lo es, obtener las herramientas para utilizar mejor los avances del conocimiento y la tecnología”, remarcó.

Graue Wiechers informó que se ha entablado un diálogo con el Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías, a fin de no detener el crecimiento de los estudios de posgrado. Confío en que habrá coincidencias y se lograrán acuerdos.

 Ayer, la Junta de Gobierno de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó que realizó sesiones en las que recibió opiniones del cuerpo académico para el nombramiento del nuevo rector (2023-2027).

De acuerdo con un comunicado de la UNAM, la Junta de Gobierno “llevó a cabo un proceso inédito” en el que se reunió con todas las comisiones del Consejo Universitario, Consejo Universitario, con los Consejos Académicos de Área y del Posgrado, con los Consejos Técnicos de Humanidades, de la Investigación Científica, de las Escuelas Nacionales Preparatoria y del Colegio de Ciencias y Humanidades.

 Asimismo, se entrevistó con las y los integrantes de la Defensoría de los Derechos Universitarios, Igualdad y Atención a la Violencia de Género, añade la UNAM.

 En estas sesiones, celebradas del 24 de agosto al 1° de septiembre de 2023, se recibió la opinión sobre la Universidad de las personas académicas, estudiantes y trabajadoras electas como representantes por sus comunidades y de las y los titulares de las entidades académicas.

Estas entrevistas, realizadas en un formato híbrido, han permitido que la Junta de Gobierno escuche opiniones sobre el perfil deseado de la persona que ocupará la Rectoría y enriquezca su conocimiento de los desafíos y propuestas que se presentan en las diferentes entidades universitarias.

 La UNAM agradeció a las y los integrantes de los cuerpos mencionados su gran disposición, amplia participación y compromiso institucional con la máxima casa de estudios.

Enrique Graue Wiechers se despidió del Consejo Universitario el pasado 11 de agosto.

Ante esto, la Junta de Gobierno  emitió el 21 de agosto pasado la convocatoria, con la que inicia formalmente el proceso de selección.

De acuerdo con el texto, la siguiente persona rectora deberá ser mexicana o mexicano por nacimiento y tener al menos 35 años, pero no ser mayor de 70 años. Igualmente, deberá poseer un grado superior a bachiller y tener cuando menos diez años de servicio docente o de investigación en la Universidad.

 Solo queda esperar un proceso de elección limpio y que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no meta sus sucias manos. 

 Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí